LAS MARIPOSAS QUE DESNUDARON A RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO, FEROZ DICTADOR DE REPÚBLICA DOMINICANA.

25 DE NOVIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

“Si me matan sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”

(Minerva Mirabal)

Por: Franklin Ledezma Candanedo

(Periodista, Escritor y Poeta)

MARÍA TERESA, PATRIA y MINERVA MIRABAL vivieron marcadas por el fascista régimen trujillista, que se extendió a lo largo de 31 años (1930-1961), ya que desde muy pequeñas habían desarrollado una profunda conciencia política y social, y a través del Movimiento 14 de junio combatían las tropelías del dictador, siendo identificadas como LAS MARIPOSAS.

El 25 de noviembre de 1960, por orden del dictador Trujillo, las tres hermanas fueron asesinadas, cuando la prensa amarilla de ese país intentó regar la especie que todo había sido el resultado de un accidente, aunque era público y notorio el hecho que ellas luchaban contra el hombre que manejaba con mano de hierro su país.

La ONU, en 1997, aprobó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Sin embargo, vigente está la violencia contra las mujeres y niñas, siendo un grave problema a nivel mundial, por lo que se precisaba una normativa concreta en este aspecto.

Por esta razón, la organización emitió, en 1993, resolución que incluye la emblemática “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer”, sentando las bases para un futuro libre de violencia de género.

En el ámbito de la concienciación, la Asamblea General adoptó en el año 2000 la resolución, que designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONG a adoptar medidas en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha, que eleven la conciencia pública.

Otro paso significativo fue la campaña “ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres”, puesta en marcha desde 2008 hasta el día de hoy. Su objetivo es aumentar el nivel de concienciación sobre el problema y buscar soluciones políticas para solventarlo.

Sin embargo, todavía queda un largo camino que recorrer a nivel mundial. Cabe destacar que, hasta el presente año, solo dos de cada tres países han prohibido la violencia doméstica, mientras que en 37 estados todavía no se juzga a los violadores si están casados o si se casan posteriormente con la víctima. Además, en otros 49 estados todavía no existe legislación que proteja a las mujeres de la violencia doméstica.

En el caso de Panamá, las estadísticas muestran un escenario brutalmente escandaloso, en cuanto a cifras que indican que la mujer sufre marcada discriminación y permanente violencia en diversos espacios (hogar, trabajo, y educación, entre otros), a pesar de que está vigente la Ley No. 82 de 2013, que define como violencia contra las mujeres cualquier acción, omisión o práctica discriminatoria basada en la pertenencia al sexo femenino.

Cifras oficiales evidencian esa terrible realidad que padece un género, que merece respeto, admiración y cariño, pero que a cambio de su generosidad, entrega y valores superiores, es objeto, entre otras muestras de machismo desfasado, de femicidios,  muertes violentas y violación sexual, convertidas así en LAS MARIPOSAS PANAMEÑAS.

Ojalá esta grandiosa efeméride y, a partir de este 25 de noviembre, a 60 años del crimen de las HERMANAS MIRABAL,  genere la conciencia necesaria en la sociedad istmeña en general, que posibilite la eliminación de toda forma de violencia contra la Mujer. Así lo espero. Saludos al hermoso, noble y productivo género. Fraternal saludo y adelante, siempre adelante (indoame08 – 23/11/20).

Más patriotismo

Hay quienes lloriquean lamentándose de que el Café Durán, las galletas Pascual y el cemento Bayano son colombianos, la Estrella Azul es mejicana, los productos Bonlac son ticos, la cerveza Balboa essudafricana, la cerveza Soberana esholandesa, la telefonía es inglesa, los celulares son españoles, irlandeses y mejicanos y la electricidad la producen gringos, italianos y españoles.

“Los patriotismos no son más que lobos que los gobernantes populistas disfrazan de corderos para domesticar a los gobernados.”

¿Qué le importará a los asalariados panameños (que son la inmensa mayoría de la población) si quienes los ayudan dándoles un trabajo o los explotan pagándoles poco hayan nacido en Panamá, en Bogotá o en Londres? ¿Por qué los panameños pobres no quieren que las ganancias de las empresas donde trabajan vayan a parar a los bolsillos de ricos extranjeros y prefieren que vayan a los bolsillos de ricos panameños? Lo que debe importarles es que produzcan empleos y paguen impuestos, no dónde hayan nacido.

Mientras vivamos en una economía capitalista, si los ricos no invierten los pobres no comen y si los ricos panameños no quieren crear puestos de trabajo en su tierra ¿qué tiene de malo que sean los extranjeros quienes creen puestos de trabajo?

Si el rico que vive en Paitilla no quiere darle trabajo a su vecino el pobre que vive en Boca la Caja ¿por qué este tiene que lamentarse de que le ofrezca trabajo el que no es vecino suyo? ¿Acaso son parientes el rico de Paitilla y el pobre de Boca la Caja por ser compatriotas? Ni se conocen.

Los patriotismos no son más que lobos que los gobernantes populistas disfrazan de corderos para domesticar a los gobernados.

Los poderosos no tienen más patria que el dinero, de ahí la frase no sé si racista o realista, pero bien panameña: “Ellos son blancos y se entienden”. Se entienden entre ellos pero usan al pueblo como instrumento de sus ambiciones drogándolo con el patriotismo para distraerlo de lo que realmente interesa, que es la educación y sus frutos, como la salud y la economía, vengan de donde vengan.

En el fútbol, el béisbol, el baloncesto y otros deportes de seguidores masivos casi siempre la demanda de triunfos es superior a la oferta de la cantera y los dueños de los clubes contratan extranjeros para remediar la mediocridad local y evitar que se arruine el negocio. Pocas cosas habrá que enciendan más las pasiones localistas que la afición futbolera y sin embargo ni el más catalanista de los culés protestaría por la presencia en el F. C. Barcelona de Leo Messi, que tiene de catalán lo que tengo yo de obispo, pero sabe meter goles.

“Yo tengo un sueño aún más difícil de ver realizado que el de Martin Luther King: El sueño de un mundo donde se hayan borrado todas las fronteras porque el Planeta es de todos, un mundo donde no haya patrias, fanatismos ni guerras ni, por lo tanto, enemigos, adversarios, infieles o extranjeros: palabrotas insultantes que habría que borrar del Diccionario.”

En la industria sucede lo mismo: Los dueños contratan gerentes talentosos sin importarles dónde nacieron, porque como dijo Deng Xiaoping, no importa que el gato sea blanco o negro, sino que cace ratones.

Casi todos los ganadores de los premios Nobel de Física o de Medicina han adquirido sus méritos en los Estados Unidos, no importa dónde nacieron.

Ese país ha tenido en el importantísimo puesto de secretarios de estado al alemán Henry Kissinger y a la checa Madeleine Albright y estoy seguro que, si no fuera porque la Constitución lo prohíbe, alguno de sus presidentes habría nacido fuera de sus fronteras. El ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani fue contratado para frenar la delincuencia de la capital mejicana y envió unos discípulos a darles lecciones a los hondureños, cuyo ex presidente Ricardo Maduro nació en Panamá.  Éamon de Valera fue uno de los mejores y más nacionalistas presidentes de Irlanda, a pesar de haber nacido en Nueva York de padre español.

Pero los patriotas panameños no permiten que los extranjeros se ganen el pan en nuestro suelo y prefieren que mueran pacientes interioranos antes de permitir la presencia de médicos extranjeros, Nuestro complejo de inferioridad exige la nacionalidad panameña para ejercer 25 profesiones y hasta para participar en competiciones literarias. Estos patriotas nunca permitirán que nos enriquezcamos con aportes foráneos y prefieren que continuemos mirándonos el ombligo mientras otros progresan.

Está demostrado que en Panamá la demanda de éxitos que exige el pueblo a los políticos es muy superior a lo que ofrece la paupérrima cantera y nos vendría muy bien traer, como los equipos deportivos, a quienes lo hagan mejor, aunque procedan de las antípodas.

Yo tengo un sueño aún más difícil de ver realizado que el de Martin Luther King: El sueño de un mundo donde se hayan borrado todas las fronteras porque el Planeta es de todos, un mundo donde no haya patrias, fanatismos ni guerras ni, por lo tanto, enemigos, adversarios, infieles o extranjeros: palabrotas insultantes que habría que borrar del Diccionario.

Paco Moreno.

Huracán Eta, negocios, negligencias, hidroeléctricas y otros desastres.

Son varias las organizaciones, instituciones y personas que por diferentes medios han solicitado investigación y/o evaluación seria y transparente sobre los sucesos causados en varias comunidades de varias provincias y la comarca ngäbe-buglé a raíz del paso de la ¨cola” del Huracán Eta por Panamá. La tragedia y los desastres causados están asociados a varios factores. Echarle la culpa solo al fenómeno climático es falsear la realidad, levanta mucha suspicacia, y lanza un enorme manto de impunidad para cubrir irresponsabilidades.

COMUNICADO A LA NACIÓN

No.6 – 13-11-2020

POR UNA INVESTIGACIÓN TRANSPARENTE DE LA TRAGEDIA DE LAS INUNDACIONES EN CHIRIQUÍ, BOCAS DEL TORO, VERAGUAS, HERRERA  Y LA COMARCA NGÄBE BUGLE

1. Las recientes inundaciones ocurridas en las provincias de Chiriquí, Bocas de Toro, Veraguas, Herrera y la Comarca Ngäbe Buglé, han dejado como saldo la muerte de 19 personas, 12 desaparecidas, 3,815 afectadas  2,527 ubicadas en 32 albergues, de acuerdo  a la situación que reportan medios de comunicación nacionales, a la fecha de hoy (https://www.telemetro.com/nacionales/2020/11/13/aumenta-a-19-la-cifra-de-fallecidos-por-lluvias-en-panama-hay-12-desaparecidos/3452141.html).

2. El Colegio de Sociología y Ciencias Sociales de Panamá, emite este comunicado para alzar la voz  por todas las víctimas de esta tragedia, y solicita al gobierno nacional la realización de una INVESTIGACIÓN TRANSPARENTE, que  responda ante la ciudadanía cuáles fueron las verdaderas causas   de esta catástrofe, las variables significativas que ocasionaron que el aumento de las lluvias en esas regiones tuviese un efecto catastrófico:

¿Se tomaron o no  las medidas de prevención de riesgos? ¿Se cumplieron o no  los protocolos de atención temprana por parte de las autoridades? ¿Las hidroeléctricas cumplieron o no los protocolos de prevención dirigidos a las comunidades?

3. Lo sucedido contrasta con Nicaragua donde el huracán ETA golpeó de lleno y no hubo ninguna víctima mortal gracias a la actuación temprana de las autoridades de ese país. Nos preguntamos:

¿Cómo es posible que, en Panamá, con más recursos, la situación no se haya podido prevenir ni controlar?

4. La atención ahora desplegada parece estar bien y ser adecuada, pero es a posteriori, y no podemos estar reaccionando constantemente a las crisis. Las personas que han muerto, las pérdidas de cultivos y las viviendas de familias, que con trabajo arduo y honesto han conseguido a lo largo de sus vidas,  merecen justicia.

5. Consideramos que la inadecuada planificación de riegos es parte de las causas que han ocasionado esta catástrofe,  lo que debe ser asumido con la responsabilidad civil y penal que mandata el Código Penal en su capítulo de Ambiente. Ello amerita un castigo  ejemplar de quienes sean responsables, unos de vigilar y otros de construir en áreas de riesgos, sin un Plan de Manejo de Riesgos que PRESERVE la existencia de las comunidades, sobre todo cuando existían alertas tempranas de la magnitud de las lluvias, desde el Centro Nacional de Huracanes (MIA).

6. El gobierno debe asumir su papel de administrador, planificador y vigilante del desarrollo de infraestructuras que no cumplen con las condiciones mínimas, para preservar las vidas humanas y el ambiente natural que los rodea: la flora, fauna y elementos abióticos. Por ello, le reiteramos el llamado a que realice la INVESTIGACIÓN TRANSPARENTE, de manera urgente, que dilucide integralmente las causas reales de esta catástrofe y deslinde responsabilidades. 

7. Suponemos que corresponderá al Ministerio Público, como principal instancia de investigación del país,  iniciar esta pesquisa, dado que son entidades públicas las  llamadas a  ATENDER  lo relativo al ambiente, desastres naturales, prevención  y protección de ciudadanas  y  ciudadanos en todo el territorio nacional.

8. El Colegio de Sociología y Ciencias Sociales de Panamá, se solidariza con todas  las personas y familias de las distintas regiones y comunidades afectadas en la Comarca Ngäbe Buglé y las provincias de Chiriquí (Tierras Altas, Cerro Punta, Renacimiento, Progreso, Barú, Alanje, Fortuna, Gualaca, etc.) Bocas del Toro, Veraguas y Herrera, en estos momentos de dolor tan sentido por todo el pueblo panameño, que ha demostrado,  una vez más, su valiosa solidaridad y espontáneo apoyo.

Colegio de Sociología y Ciencias Sociales de Panamá

Panamá, 13 de noviembre de 2020


CIAM pide evaluación para verificar si hidroeléctricas en Chiriquí contaban con planes de emergencia y contingencia

CIAM señala que las prácticas tradicionales de producción agropecuaria, no son factibles ya que acaban con los bosques y la protección de la población

El Centro de Incidencia Ambiental de Panamá (CIAM), hizo un llamado a la reflexión nacional para que se impulsen acciones concretas para prevenir mayores pérdidas en los eventos extremos del clima que el país está enfrentando y que deberá enfrentar en el futuro.

Tras lamentar profundamente el saldo de víctimas y afectados que ha dejado el huracán Eta en la región occidental del país, el CIAM recordó que desde el 2014 el Panel Gubernamental de expertos sobre Cambio Climático (IPCC) reporta los impactos del cambio climático en nuestra región y la mayor frecuencia de fenómenos climáticos extremos.

Y aunque recuerda la organización que en la actualidad el Ministerio de Ambiente diseña instrumentos para cumplir los compromisos internacionales de Panamá en materia de cambio climático; su cumplimiento real señalan, no será posible a menos que haya disposición para una transformación radical del país, que asegure su resiliencia frente a estos fenómenos.

Destaca el organismo que por ello, todas las instituciones deben estar alineadas y comprometidas con esa meta común.

En tal sentido, el CIAM señala que por ejemplo, la producción agropecuaria es fundamental para la soberanía alimentaria del país y garantiza trabajo a muchos panameños; sin embargo, plantean que ya no es factible mantener las prácticas tradicionales de producción que acaban con nuestros bosques y la protección que nos dan.

“Esta realidad se vive también en las tierras altas de Chiriquí, donde organizaciones locales vienen denunciando un incremento de la tala ilegal, abriendo paso a las actividades agropecuarias incluso dentro de áreas protegidas como el Parque Internacional La Amistad y el Parque Nacional Volcán Barú”, enfatizó el CIAM.

Aseguran que todas estas labores se realizan en tierras de pronunciadas pendientes que aumentan el riesgo de desastres.

Por otra parte, plantean que en las secciones medias y bajas de las cuencas afectadas, es necesario investigar a fondo la contribución de los sucesivos proyectos hidroeléctricos actualmente en funcionamiento en el área.

Al respecto, consideran necesario hacer una evaluación técnicamente independiente para verificar si estas contaban con planes de emergencia y contingencia adecuados, y si estos fueron cumplidos a cabalidad.

“Los afectados y toda la población panameña merecen la confirmación -incuestionable- de que estos proyectos no han aumentado la vulnerabilidad existente en el área. La afirmación de que las hidroeléctricas cumplen funciones de control de inundaciones y su impacto positivo tan citado en sus estudios de impacto ambiental, debe ser exhaustivamente verificada”, aseguró el CIAM.

Además asegura el organismo, el Estado con sus acciones de despejar derrumbes y construir carreteras como se han construido y reconstruido con anterioridad , no actúa de forma responsable si no implementa cambios drásticos para evitar la tala ilegal en áreas sensibles, y sin cambiar las políticas que promueven el avance de la frontera agrícola a expensas de nuestros bosques.

“Contentarnos con proveer víveres e insumos para los afectados, ya que esto no es acción climática, es ignorar una realidad evidente”, advierten.

El CIAM hizo además  un llamado a las autoridades a evaluar técnicamente todas las variables expuestas, así como el cumplimiento de sus propios protocolos de prevención de riesgos que deben ser de conocimiento público.

“A partir de este análisis será necesario asignar los recursos económicos y humanos para implementar acciones concretas que garanticen que no se repitan estas tragedias. Es urgente actuar con una visión a largo plazo y apostar decididamente por el ordenamiento territorial serio y participativo, que fomente el desarrollo seguro y que proteja nuestras vidas y la de nuestros hijos”, puntualizó la organización.


¿Estamos preparados para enfrentar los desastres naturales?

martes 10 de noviembre de 2020 – 12:00 a.m. / Anayansi Turner
anayansiturner@gmail.com

Es reconfortante que frente a lo ocurrido, el espíritu solidario de muchos que salen en auxilio de los damnificados

El huracán ETA devenido en depresión tropical trajo consigo estragos considerables a raíz de inundaciones, deslizamientos de tierras, desborde de ríos, tumbe de tendidos eléctricos, colapso de caminos y carreteras, pérdida de cosechas y otras pérdidas materiales, en 7 provincias y la Comarca Ngäbe-Buglé, declaradas en Estado de Emergencia Ambiental, siendo mayormente castigados Chiriquí, Bocas del Toro y el territorio ngäbe, dando lugar a 17 fallecidos, 68 desaparecidos, 2,587 damnificados y 999 residencias afectadas.

No cabe duda de que el cambio climático favorece cada vez más la formación de huracanes de alta intensidad (categorías 4 y 5), gracias al aumento del nivel del mar y de la temperatura de sus aguas; sobre todo en esta área de Centroamérica y del Caribe.

Ante esta realidad cabe preguntarse si el gobierno está en capacidad de dar respuesta a la problemática. Por el momento, el Ejecutivo ha anunciado una partida de 100 millones de balboas para hacer frente a los estragos producidos, lo cual despierta suspicacias en cuanto a su administración, tomando en cuenta los antecedentes en el manejo de los fondos de la pandemia no exentos de denuncias de irregularidades.

El desmantelamiento de servicios públicos y las políticas económicas dirigidas a fortalecer permanentemente al sector privado han afectado esta capacidad de respuesta, limitándose muchas veces las instituciones gubernamentales como Mi Ambiente, SINAPROC o la Fuerza de Tarea Conjunta, a ser eminentemente reactivos, con una concepción de ‘caridad pública’, más que estar llamados a prevenir y reducir impactos, a través de un serio Plan Ambiental de preservación de áreas protegidas, las cuales se ven permanentemente afectadas por la frontera agrícola, ganadera y maderera que han hecho de las suyas en esta época de pandemia, bajo la permisibilidad de la entidad ambiental.

No tiene ningún tipo de justificación, por ejemplo, que SINAPROC no tenga oficinas en la Comarca Ngäbe-Buglé o en Darién. O que no haya un servicio de comunicación efectiva por medios alternos a la tecnología digital que impidiera la incomunicación de poblados y provincias por tantos días. Asimismo debe investigarse afectación y responsabilidad por la apertura de compuertas de hidroeléctricas a destiempo.

Ante estos hechos sólo podemos salir adelante auto-organizándonos como sociedad civil y con base en nuestro arraigado sentido de solidaridad. Expresamos nuestro reconocimiento a rescatistas y voluntarios; y nuestro pesar por la lamentable pérdida de vidas.

ABOGADA Y DOCENTE UNIVERSITARIA

Panamá: Lo que no se dice de la separación de Colombia

Olmedo Beluche 

03/11/2018

Érase una vez una empresa de capital francés que inició las obras para construir un canal por el istmo de Panamá, allá por 1880. Pero la Compañía Universal del Canal Interoceánico, como la llamaron, fue dando tumbos hasta que, en 1888, paralizó la construcción. 

¿Por qué? Los niños de primaria en Panamá saben que “la culpa fue del mosquito que producía la fiebre amarilla”. Los de secundaria, los que estudian, caen en cuenta que también le falló el diseño a Fernando de Lesseps, que intentó un canal a nivel que se estrelló contra el Corte Culebra. Muy pocos, a nivel universitario, se enteran de que hubo u tercer culpable: la corrupción.

Sí. Los gerentes franceses de la compañía resultaron ser unos pillos que le robaron millones de francos a los incautos inversionistas de clase media en Francia que compraron acciones de esta empresa creyendo que el canal los inundaría de riquezas. El escándalo, que fue asociado al nombre de Panamá, llegó a los estrados judiciales siendo condenados a penas de cárcel varios directivos.

Pero los pillos siguen siendo pillos y no se componen ni con la cárcel. Algunos de los directivos y accionistas mayoritarios idearon un plan para seguir chupándole la sangre al Canal de Panamá. En 1892 – 94, se dieron a la tarea de reorganizar la empresa bajo otro nombre, la Compañía Nueva del Canal Interoceánico. Lo primero que gestionaron fue una prórroga para terminar la obra. Una prórroga de diez años que culminaba en 1904. Anote la fecha.

Pero un sinvergüenza nunca deja de serlo, así que estos señores nunca pretendieron, ni juntaron capital suficiente para completar la obra. Solo buscaban ganar tiempo para vender sus “derechos” a un tercero, y así sacar hasta la última gota del negocio. ¿Quién tenía interés, capacidad para comprarles las acciones y continuar la obra? El gobierno de Estados Unidos de América.

En 1894, los franceses tuvieron la buena idea de contratar a uno de los abogados más influyentes en la política y en los negocios del naciente imperio norteamericano: William Nelson Cromwell. La firma Sullivan and Cromwell, que todavía existe, estaba bien ligada a capitalistas como J. P. Morgan, la General Electric y otros negocios de alto peso en Wall Street. De su seno salieron políticos influyentes como los hermanos Allan y John Foster Dulles, que dirigieron la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Gracias a ese contrato que hizo la Compañía Nueva, y a que en manos de ese bufete estaban las acciones de la Panama Rail Road Co., o Compañía del Ferrocarril de Panamá, tanto Cromwell como la firma de abogados jugaría un papel inconfesable en los sucesos de 1903.

“Es evidente que el 3 de noviembre de 1903, ni nos hicimos independientes ni soberanos, nos convertimos en colonia o protectorado de Estados Unidos.”

La última década del siglo XIX se caracterizó por lo que se ha llamado fase imperialista del capitalismo, cuando las grandes potencias se repartieron el mundo para asegurarse fuentes de materias primas y mercados. Estados Unidos terminó de dar su salto con la Guerra de 1898 contra España a la que le arrebató sus últimas colonias: Cuba, Puerto Rico y Las Filipinas. Al poseer territorios e intereses en Asia, los norteamericanos se vieron compelidos a dar urgencia a la construcción de un canal que permitiera a su armada naval cuidar sus intereses en ambos océanos.

Entre1894 y 1903 las autoridades norteamericanas negociaron con franceses, colombianos y nicaragüenses. Aquí es donde el papel de Cromwell se hizo clave. Por un lado, unió a un grupo de capitalistas norteamericanos para comprar en secreto un gran grupo de acciones de la Compañía Nueva, que estaba devaluadas.  Plan que denominó “Americanización del Canal”. Se afirma que invirtieron 3.5 millones de dólares por unas acciones que revenderían a su gobierno por 40 millones de dólares. Buen negocio, ¿verdad?

La participación de prominentes empresarios y políticos norteamericanos en este negociado fue lo que en verdad inclinó la balanza a favor del canal por Panamá, y no como pinta el mito de las supuestas estampillas con volcanes de Nicaragua que habría regalado Bunau Varilla a los senadores.

Una vez listo el grueso del asunto había que proceder con los detalles, así que Teodoro Roosevelt, buen amigo de Cromwell, exigió a Colombia el cese de la Guerra de los Mil Días, sentó a los dos partidos, liberales y conservadores, en la mesa y con su mediación salió el Pacto de Neerlandia y el del acorazado Wisconsin en noviembre de 1902.

Siguiente paso, obligar al embajador colombiano a firmar un tratado sin mucha consulta con su país. El 22 de enero de 1903 se firmó el Tratado Herrán-Hay, que contenía: lo que se llamaría Zona del Canal con jurisdicción norteamericana; un pago de 40 millones de dólares a los accionistas “franceses” (y norteamericanos); 10 millones de adelanto a al estado colombiano, y Panamá por supuesto; y una anualidad de 250 mil dólares cuando el canal estuviera en funcionamiento.

Los colombianos y panameños decentes de aquel tiempo sabían leer y sumar, y no eran menos listos que los actuales, así que empezaron con los cuestionamientos: ¿Cómo vamos a partir el Istmo por la mitad y ceder la soberanía a una potencia extranjera allí? ¿Eso no contradice la constitución y el derecho internacional? ¿Por qué a Colombia le tocan 10 y a los accionistas 40? ¿Con qué derechos si ellos solo poseen una concesión que vence en un año y un poco de chatarra en un hueco a medio excavar? ¿Pero si la Compañía del ferrocarril ya paga 250 mil de anualidad, ahora que se quedarán con ella y tendrán el canal seguirán pagando lo mismo?

Todo esto se lo preguntaban panameños tan ilustres como los liberales Carlos A. Mendoza y Belisario Porras, y conservadores como Juan B. Pérez y Soto y Oscar Terán, entre otros. Esa era su opinión a mitad de 1903, al margen de si algunos cambiaron posteriormente. El crecimiento del rechazo al tratado, a nuestra manera de ver, llevó al juicio sumario y fusilamiento de Victoriano Lorenzo, el 15 de mayo de 1903, fue una advertencia para acallar cualquier intento de resistencia.

Cuando Comwell advirtió que podía fracasar el tratado en el Congreso colombiano, empezó a montar el Plan B: separar a Panamá de Colombia y nombrar una Junta de Gobierno leal a sus intereses que legitimara el tratado. Para ello recurrió a sus subalternos en la Compañía del Ferrocarril: José A. Arango, abogado residente de la empresa, y Manuel Amador Guerrero, funcionario a sueldo del ferrocarril.

Prepararon el plan, pero dándole hasta el último momento la oportunidad al Congreso colombiano de aprobar el Tratado Herrán-Hay. La separación sólo sucedería si no se aprobaba el tratado y no tenía otro móvil que el tratado. Todo el cuento de que los colombianos nos tenían “olvidados” fue inventado después y no era verdad, éramos uno de los departamentos más importantes y con mayor influencia en Colombia.

Cuando el senado colombiano resolvió no aprobar el tratado, sino proponer a Estados Unidos esperar hasta 1904, a que los franceses perdieran su concesión, sacarlos del medio, para que le pagaran 25 millones de dólares al estado colombiano, Cromwell empezó a ejecutar su Plan B y convocó a Amador Guerrero a Nueva York a finales de agosto.

Esperaron para actuar hasta el 30 de octubre, cuando el Congreso colombiano cerró sus sesiones sin aprobar el tratado. En ese momento, Roosevelt dio la orden de mover sus acorazados al Istmo por ambos mares. Diez acorazados y miles de soldados norteamericanos invadieron Panamá desde el 3 de noviembre y días sucesivos. Detallito que no cuentan a los niños en la escuela.

Quienes hacen frente a los soldados colombianos que llegaron a Colón la madrugada del 3 de noviembre, son el administrador yanqui de la Compañía del Ferrocarril, coronel Shaler y las tropas del acorazado Nashville, que instalaron nidos de ametralladoras. El 5 de noviembre fue decisiva la llegada del acorazado Dixie a Cristóbal con 500 soldados norteamericanos.

Quien se imagina a los “próceres” dirigiendo al pueblo contra los “opresores colombianos”, mejor que deje de leer cuentos infantiles. La foto que describe el hecho es que la izada de la bandera panameña en Colón el 6 de noviembre estuvo a cargo de un oficial de inteligencia norteamericano vestido de gala, llamado Murray Black.

La otra foto está dada por el Tratado Hay-Bunau Varilla, firmado no por casualidad 15 días después, que contenía todo lo repudiable del Tratado Herrán-Hay, pero empeorado. La otra foto la encontramos el artículo 136 de la Constitución de 1904, que permitía que Estados Unidos interviniera en todo el territorio ístmico con la excusa de imponer el orden público.

Cromwell y sus socios obtuvieron los 40 millones de dólares, pero además él recibió del estado norteamericano otra cantidad millonaria por la Panama Rail Road Co. Para coronar sus ambiciones y probar su control sobre el gobierno panameño, fue nombrado como cónsul y agente fiscal de Panamá en Nueva York. A alguien del gobierno panameño se le ocurrió que de los 10 millones de dólares que le tocaban a Panamá, convenía separar 6 millones para crear un Fondo de la Posteridad, que sería invertido en bienes inmobiliarios y especulación financiera en Estados Unidos. Adivinen quién administró ese fondo por décadas.

Es evidente que el 3 de noviembre de 1903, ni nos hicimos independientes ni soberanos, nos convertimos en colonia o protectorado de Estados Unidos. Situación contra la que tuvieron que pelear generaciones de panameños que sí lucharon por la independencia, como los jóvenes heroicos del 9 de Enero de 1964.

El Mundo en octubre (2020)

https://catequesis.archimadrid.es/recursos-para-hacer-una-catequesis-con-la-enciclica-fratelli-tutti/

Estimados:

Otro mes con el peligro de seguir teniendo sobre nuestras cabezas a la bestia apocalíptica llamada Trump. Ojalá los ciudadanos de los EEUU de Norteamérica reciban un poquito de sentido común y le digan un NO rotundo a la tal bestia. Así lo han hecho los ciudadanos de Bolivia al darle contra el suelo a los golpistas, a Almagro y al mismo Trump. Así lo han hecho los ciudadanos de Chile al aplastar a los piñero-pinochetistas. Así lo han hecho los indígenas y campesinos colombianos al marchar, contra todas las amenazas y rechazos, a la capital. Son logros, batallas, triunfos que nos animan, aunque no dejan de tener sus costos.

Otro aliento positivo nos viene del compañero Francisco quien, a pesar de la oposición vergonzosa y tramposa de supuestos “obedientes y devotos” cardenales, obispos y curas, sigue hablando y defendiendo causas justas y tratando de limpiar tanta lacra como hay en la iglesia católica. Ahora nos regala otro texto (Fratelli tutti) que es un himno a la fraternidad y una vuelta al Evangelio. Todo esto nos devuelve el ánimo y la esperanza. Hay que continuar poniendo nuestro esfuerzo en construir un mundo diferente.

Lecturas que propongo en este mes:

+ Iglesia = Fe en la humanidad / Nueva encíclica / ¿Fin de la especie? / Aporofobia / Matrimonio homosexual / Qué iglesia queremos / Francisco y la ONU / Movimiento de Jesús / Dos de Castillo S. 1 y 2

+ Indígenas = En México

+ Ecología = Nobel a la guerra genética

+ Mundo = Negocio apetitoso

+ América Latina = Covid y remesas

+ Chile = Recuerdo de Amanda / Represión / Represión

+ Bolivia = Ganó el MAS

+ Panamá = Comunicado CELA / Informe amañado / Matar al Seguro

+ Nicaragua = Represión y nueva ley / Crímenes vs humanidad / BID-Nica Act

+ EE.UU. = Racismo / Asesinato colateral / EEUU-China / Desastre trumpiano / ¡Qué candidatos!

+ Cercano oriente = Serbia-Israel / Otra guerra armenia / Pacto de Abraham

+ Europa = Hipocresía

+ Varios = Tocar / Idolatría / Invasiones / Mis lecturas largas: UNO y DOS

Espero sirvan…

— 

+Jorge Sarsaneda Del Cid 
“La dolencia de amor
sólo se cura
con la presencia y la figura”
san Juan de la Cruz

 ¡AMANDLA AWETHU!