Hacia Una Estrategia de Desarrollo Alternativa

Documento abierto a la discusión y adhesión

Introducción

El presente documento tiene como objetivo la presentación de una estrategia alternativa de desarrollo para Panamá, la cual intenta establecer las bases para un desarrollo equitativo basado en la justicia social y el respeto a los derechos humanos, el que, además, se desenvuelva en el marco de una profunda democracia deliberativa, participativa con protagonismo de la población y de pleno respeto a la naturaleza.

La presentación de la estrategia alternativa de desarrollo se realiza en cinco acápites, cada uno de los cuales se encuentra ligado al resto de los otros. En el primero de estos acápites se hace una presentación de la situación actual de nuestro país, a la vez que se analizan las perspectivas que tendremos que enfrentar a futuro.

El segundo acápite se dedica a establecer la imagen objetivo que guía a la estrategia alternativa, haciendo énfasis en los principios que la animan, así como de los objetivos básicos que se deberían lograr con su implementación.

El tercer acápite, por su parte, desarrolla la idea de que las políticas publicas en el período directamente posterior a la pandemia deben, alejándose de las vigentes en el actual modelo agotado, dar lugar a un período de transición que inaugure una trayectoria que nos acerque a los objetivos del nuevo modelo de desarrollo. Para esto se proponen un conjunto de programas indispensables para tal fin.

El cuarto acápite busca establecer con claridad cual sería la lógica de funcionamiento de la economía del nuevo modelo de desarrollo. Esto implica darles una mayor concreción a las políticas públicas necesarias para perfeccionar dicho modelo alternativo más allá de los esfuerzos iniciales del llamado período de transición.

Finalmente, el quinto capítulo introduce la idea de que la construcción de un modelo alternativo de desarrollo solo será posible si cuenta con una amplia base de apoyo social. Se insiste que esto solo podrá conseguirse con un programa los suficientemente amplio como para que el mismo se entienda como un proyecto que favorece a todos los sectores sociales que han sido afectados por las políticas neoliberales.

Es importante que esta propuesta no se considere totalmente completa y acabada. Por el contrario, la misma constituye un aporte en el camino de lograr un amplio consenso que permita una verdadera refundación nacional. Además, se trata de un conjunto de ideas generales, las cuales pueden servir para que diversos sectores que las puedan compartir logren enriquecer el contenido, aportando ideas concretas sobre las políticas necesarias para atender la especificidad de estos.

I. La Situación Actual y las Perspectivas

Cualquier propuesta alternativa que pueda ser calificada de realista y coherente pasa por lograr una adecuada presentación de la realidad que se busca superar, lo que significa, entre otras cosas, destacar adecuadamente los problemas de la sociedad y su origen. Es por esto que nuestra propuesta inicia con un intento de mostrar la situación socioeconómica de nuestro país

1. La Situación Previa a la Pandemia

En el momento inmediatamente previo a la aparición del COVID – 19 la situación panameña se caracterizaba por claros signos de agotamiento del modelo que hasta el momento ha regido la trayectoria temporal en nuestro país. Esto significa que todas y cada una de las esferas de la reproducción de la sociedad expresaban condiciones de agotamiento.

1.1. La Esfera de la Reproducción Social

La esfera de la reproducción social, que se refiere a importantes aspectos en los que se determina la posibilidad de una normal existencia y reproducción de la población, la situación panameña mostraba signos de una crisis evidente. Hacia finales del 2019 los siguientes indicadores servían para ejemplificar la gravedad de la situación.

a) El 19.0% de la población panameña se encontraba en pobreza multidimensional. Esta era especialmente aguda en las comarcas indígenas

b) El 32.8% de los niños, niñas y adolescentes panameños vivían en condiciones de pobreza multidimensional.

c) En Panamá el 10.0% de la población, cerca de 400,000 personas, estaban subalimentadas; 19% de los niños panameños mostraban retraso en el crecimiento debido a la subalimentación. También el 39.9% de los niños panameños padecían de anemia.

d) El 23.0% de las mujeres embarazadas en nuestro país también padecían de anemia.

e) En relación con el sistema educativo el 25.0% de los jóvenes que deberían estar recibiendo educación media no lo estaban haciendo; más aún el 46.0% de los jóvenes de nuestro país no lograban completar la educación media.

f) Un niño panameño que nace hoy día solo tiene, en promedio, la posibilidad de desarrollar el 53.0% de su capacidad productiva.

g) Es conocido que el actual modelo de atención de salud pública se encontraba completamente colapsado. Esto llama la atención sobre la necesidad de un cambio estructural en el mismo.

h) Mientras que la desocupación para los hombres era de 5.8% de la población económicamente activa, este porcentaje para las mujeres fue de 8.8%, mostrando una elevada inequidad de género. La inequidad por edad y género se refleja en la 3 tasa de desempleo, de los jóvenes de 20 a 24 años de edad fue de 16.4%, mientras que para el caso de las mujeres alcanzó al 24.5%

1.2. La Esfera Económica

Las muy graves carencias sociales antes observadas no se pueden explicar si no se toma en cuenta el carácter profundamente concentrante y excluyente del modelo económico vigente en Panamá.

Aquí, para comenzar, se puede recordar que, de acuerdo con el Banco Mundial, Panamá es el sexto país con una peor distribución del ingreso en el mundo. Es así que mientras que el 50% de la población con menores ingresos solo capta el 22.4% del total de los ingresos, el 10 por ciento más rico recibe el 31.1%.

El modelo, además, no posee los mecanismos necesarios que permitan atenuar dichas desigualdades. De hecho, Panamá es el segundo país con menor carga tributaria en América Latina. Mientras que este indicador muestra un nivel de 17.8% del PIB en estos últimos países, el mismo solo alcanza al 10.9% en nuestro país.

Así mismo, debe tenerse en cuenta la presencia de una notable situación de evasión fiscal. Las estadísticas oficiales disponibles muestran que, en el 2016, último año para el que existen datos, esta significó B/. 4,744.9 millones, lo que equivale al 8.2% del PIB.

A todo esto, se debe agregar que las aportaciones del Canal de Panamá al fisco, que en el 2019 fueron de más de B/. 1,700 millones, realmente se utilizan para que los más ricos paguen pocos ingresos y para financiar la corrupción y el clientelismo.

Se trata de la presencia de un modelo de crecimiento guiado por los beneficios, en el cual la baja tributación es parte integrante de su lógica. Esta naturaleza de dicho modelo se evidencia si se tiene en cuenta que entre 1996 y el 2016 la participación de la remuneración de los asalariados en el PIB se redujo de 37.6% a tan solo 24.8%.

El modelo económico actual también muestra otras notables distorsiones estructurales, las cuales pueden ser ejemplificadas de la siguiente manera:

Abandono del Sector Agropecuario:

a) Una muy baja tasa de crecimiento anual promedio del PIB real del sector que en promedio fue entre el 2007 y el 2018 de solo 0.3%.

b) La participación del sector agropecuario en el PIB se redujo de 3.16 en el 2017 a solo el 1.9% en el 2018. Sin embargo, actualmente todavía el 14.4% de los ocupados dependen de este sector.

Un claro proceso de desindustrialización:

a) Mientras que el sector industrial representó el 10.7% del PIB real en 1980, en el 2017 este porcentaje se redujo a 6.1%. 4

b) En los tres últimos trimestres registrados para el 2019 la industria manufacturera mostró tasas de crecimiento negativas(decrecimiento), por lo que se puede afirmar que el sector se encuentra en condiciones de recesión.

En el plano regional la distorsión del modelo también se hace presente, tomando en cuenta que el 70.0% de la actividad económica se concentra en la Provincia de Panamá, mientras que, consecuentemente, solo el 30.0% se realiza en el resto del país.

Es de especial importancia destacar que el actual modelo de crecimiento, que se puede calificar de neoliberal – transitista, muestra claros signos de agotamiento en su propia lógica.

Esto se expresa tanto en el crecimiento del PIB como en las condiciones de empleo. En el año 2013, cuando todavía estaba presente el llamado boom económico, la economía crecía a una tasa anual del 12.8%, la desocupación alcanzaba al 4.3% de la población económicamente activa (PEA) y la informalidad afectaba al 39.6% de los trabajadores no agrícolas. En contraste en el 2019 la economía apenas creció en 3.0%, la desocupación se elevó hasta el 7.1% de la PEA, mientras que el 44.9% de los trabajadores no agrícolas se encontraban en condiciones de informalidad.

En la base de este agotamiento se deben tener en cuenta dos factores importantes. El primero de estos tiene que ver con las nuevas tendencias a nivel del comercio exterior. El segundo, por su parte, guarda relación con la construcción de infraestructura.

De acuerdo con datos de la Cepal referentes a la elasticidad del comercio exterior global con respecto al PIB (que muestra en que porcentaje crece el primero cada vez que el segundo crece en uno por ciento) este indicador alcanzó un nivel de 1.88 entre 1997 y el 2006, para luego caer hasta 0.96 en el periodo 2011 – 2019. Esto significa, que la tradicional estrategia basada en las exportaciones, que en el caso de Panamá ahora incluye una plataforma de exportación de servicios a la que se le ha sumado un aspecto extractivo, tal como es la minería contaminante a cielo abierto, no podrá asegurar su tradicional dinamismo.

Este es un fenómeno que ha sido explicado de varias maneras. Entre estas se encuentra la idea de que el avance de las cadenas productivas internacionales, habiendo alcanzado el nivel que tiene, difícilmente podrían seguir avanzando al ritmo anterior. Además, se ha llamado la atención sobre la creciente tendencia hacia los conflictos comerciales internacionales, los cuales constituyen una traba no solo al avance, sino al mantenimiento de los actuales niveles de globalización neoliberal. En otras ocasiones se ha señalado que la tendencia internacional hacia una menor acumulación de capitales ha llevado a un menor comercio de bienes de capital, lo que antes constituía uno de los elementos dinamizadores de ese comercio. A todo esto, se debe agregar las características de la actual economía financiarizada, que termina por generar fragilidad financiera y crisis producidas por el estallido de las burbujas financieras.

Es útil señalar que hacia finales del 2019 varias de las actividades de la plataforma de servicios presentaban signos de dificultad. Estos son claros en la actual coyuntura. El Canal de Panamá logró aumentar sus ingresos por peajes en 6.1% en el 2019, no solo es cierto que esta cifra es inferior al aumento alcanzado en el año previo (8.5%), sino que el volumen de carga que transitó por dicha ruta solo creció en 0.7% en el 2019. Lejos están los momentos como los observados en el 2017 cuando las recaudaciones de peajes se incrementaron en 16.5% y el volumen de carga en 17.6%. En el caso del Sistema Portuario Nacional se puede señalar que este mostró un crecimiento positivo de 4.7% durante el 2019, lo que sin embargo no constituye una cifra que lo convierta en un sector de crecimiento de punta.

La Zona Libre de Colón, por otra parte, mostró en el 2019 una fuerte contracción en sus reexportaciones, la que alcanzó al 9.2% de esta actividad. Las dificultades también se observaron en el gasto de no residentes en nuestra economía, indicador muy ligado al turismo. Concretamente con datos hasta octubre de 2019 esta actividad mostraba una reducción de 1.5% en relación con el mismo período del año anterior.

Se puede señalar que una excepción a lo anterior son las exportaciones de bienes que crecieron en 6.1% durante el 2019, en gran parte por el crecimiento del rubro de otras exportaciones, que contiene las exportaciones de minerales. Sin embargo, en los dos últimos meses (noviembre y diciembre) las cifras fueron negativas.

La segunda causa, que incluso ha sido subrayada por algunos analistas internacionales, está dada por el hecho de que ninguna economía puede permanentemente generar infraestructura más allá de lo que crece el conjunto de la economía. Es bien conocida la idea de que la generación de infraestructura, a la que algunos llaman capital social fijo, si bien se puede adelantar a la formación de capital directamente productivo que lo utilice, no tiene ningún sentido sin la expansión de este último.

Los problemas del sector de la construcción también resultaban evidentes hacia el fin del 2019. Para el conjunto del año esta actividad mostró un nivel de práctico estancamiento con una expansión del PIB de apenas 0.1%. Más aún los dos últimos trimestres de ese año se observaron tasas negativas de crecimiento, por lo que la actividad terminó el año en condiciones de recesión. Esto afectó la industria del cemento. En el 2019 la producción de cemento premezclado se redujo en 16.6%, mientras que la producción de cemento gris lo hizo en 16,7%, en este último caso el incremento inusitado de las importaciones (68.1%) también ayudó a generar la tendencia recesiva.

1.3. Medio Ambiente

La situación de crisis no se reduce a los problemas de la reproducción social y de la economía, también abarca las esferas del medio ambiente y las instituciones.

Una forma sencilla de mostrar el carácter ambientalmente insostenible del modelo socioeconómico de Panamá se puede encontrar recurriendo a los conceptos de la huella ecológica.

En efecto, mientras que Panamá en 1961 contaba con 12.4 hectáreas de biocapacidad por persona, en el 2016 solo tenía 2.75 hectáreas de biocapacidad por persona, es decir un 77.8% menos. Esto junto a un incremento de la huella ecológica generada por persona significó que mientras que el primero de estos años el país contaba con un superávit ecológico de 10.24 hectáreas por persona, en el último de estos este indicador se redujo a 0.5 hectáreas. Lo que significa la pérdida del 95.1% del superávit original.

Pese al notable crecimiento de su economía, Panamá no ha logrado mostrar un avance en términos de la sostenibilidad ambiental. Para comenzar se puede señalar, a manera de ejemplo, que entre 1940 y la actualidad el país ha perdido más del 60.0% de su cobertura boscosa. Siendo cierto, además, que entre el 2015 y el 2018 se talaron 540,000 hectáreas de bosques. En esta línea de problemas vale la pena destacar que entre 1969 y el 2007 en Panamá se destruyeron el 55.0% de los bosques de manglar.

Otro ejemplo de la falta de sostenibilidad en Panamá está dado por la situación de las cuencas hidrográficas. Es así que de acuerdo a información oficial existente para el año 2015 el 60.0% de las cuencas hidrográficas de la vertiente del pacifico mostraban algún nivel de contaminación.

La problemática del cambio climático en Panamá ya no es una simple posibilidad, es una realidad que afecta la producción agropecuaria y, por tanto la producción potencial de alimentos. De acuerdo con un estudio realizado auspiciado por la CEPAL hace algunos años se concluyó que ya hacia el año 2005 las precipitaciones observadas en el país eran casi 13.0% inferiores a las necesarias para una producción optima, mientras que en el caso de la temperatura la misma mostraba un nivel 16.8% superior al que asegura ese nivel de producción (Mora, 2010, p. 33). Además, los datos existentes para el último de estos años también señalan que el 28.0% de los suelos panameños potencialmente útiles para las tareas agropecuarias están degradados

1.4. La Esfera Institucional

El actual estilo de desarrollo del país se sostiene en un régimen político en el que la concentración de los ingresos y la riqueza permite que los sectores económicamente dominantes puedan, a su vez dominar la esfera de la política, con lo cual logran consolidar su poder económico.

La esfera de la política también está caracterizada por una profunda crisis. Esta se vincula con una corrupción que se extiende sobre todo el sistema político electoral del país. Esta tiene su causa básica en el modelo económico, cuyo objetivo exclusivo es generar ganancias y acumulación de capitales sin ningún límite y por cualquier medio posible. Este estilo de economía se sostiene de manera creciente en la acumulación por desposesión, es decir en el despojo y la rapiña de los fondos públicos, así como de los recursos naturales de la nación. En este aspecto también juega un papel la desposesión de los derechos sociales de los trabajadores, el que muchas veces se da por la vía del incumplimiento impune de las leyes de protección y seguridad social.

El modelo socioeconómico del país genera, por su propia naturaleza, una fuerte tendencia a que los sectores económicamente dominantes busquen dominar y penetrar directamente la esfera del gobierno, a fin de asegurarse una posición privilegiada en las formas de acumulación por desposesión vinculada al manejo de los fondos públicos y del ordenamiento jurídico del país. Las intensas luchas políticas que observamos son el reflejo de las disputas de las diversas fracciones de los sectores económicamente dominantes para asegurarse que la gestión gubernamental funcione como un mecanismo de generación de ganancias privadas en su favor. Esta lucha se hace muy intensa dada la magnitud de la renta del Canal de Panamá que pasa a manos del gobierno central, así como por el elevado gasto en términos de la generación de infraestructuras, que da lugar a jugosos contratos de construcción, financiados con endeudamiento público.

A esta situación le corresponde un sistema electoral ilegitimo, antidemocrático y corrupto, destinado a reproducir la dominación política de los sectores económicamente dominantes. Esto se consigue por medio de la existencia de un régimen dominado por la partidocracia, es decir por partidos políticos que expresan los intereses de dichos sectores. Esto se logra gracias a un modelo de funcionamiento en que la inscripción y la captación de votantes se basa en un clientelismo alimentado por las donaciones de quienes dominan la economía, así como por la utilización de los fondos públicos, incluyendo los que otorga el Tribunal Electoral y de los que, simplemente, son productos de la corrupción.

No solo el órgano ejecutivo y el legislativo presentan una pronunciada situación de corrupción, así como una notable incapacidad de resolver los graves problemas que aquejan a la población. Lo mismo también es cierto para el órgano judicial, caracterizado por la lentitud, la presencia de una justicia selectiva y la rampante corrupción. Es clara la interpenetración de los tres órganos del Estado, los cuales operan para reproducir el actual sistema socioeconómico con todas y cada una de sus taras.

Algunas de las consecuencias y efectos de la corrupción generalizada se pueden resumir de la siguiente manera:

a) La corrupción entre empresarios y altos funcionarios públicos, que se expresa en sobreprecios, coimas y otras formas delictivas, le puede estar costando al país anualmente entre 3% y el 4% del PIB. Se trata de acumulación por desposesión.

b) La corrupción que toma la forma de la evasión fiscal alcanza al 8.0% del PIB. Además, la evasión de cuotas de la seguridad social llevó en el 2019 a que 93,221 trabajadores y trabajadoras asalariados que laboraron en empresa formales no pudieran gozar de los beneficios de la seguridad social, debido a que sus empleadores no los inscribieron en la CSS y no entregaron las cuotas correspondientes. Son los llamados trabajadores informales de las empresas formales.

c) La corrupción como tal es un elemento que ha logrado penetrar los organismos de seguridad pública, elevando la inseguridad ciudadana.

d) A esto se debe agregar que la corrupción en nuestro país ha llevado a una quiebre del sistema de justicia, la cual se ha hecho ineficiente, lenta y selectiva.

e) La presencia de un sistema electoral tolerante de la corrupción, el que asegura que los sectores económicamente dominantes junto a la partidocracia dominen la esfera política, económica y social del país.

2. Los Efectos de la Pandemia

La aparición de la pandemia del COVID 19 ha venido a agudizar de manera extraordinaria la situación de desgaste y de agotamiento del modelo económico y social vigente.

2.1. La Esfera de la Economía

La situación de profunda recesión que ha generado la presencia del COVID – 19 a nivel internacional, así como su efecto disruptivo sobre las llamadas cadenas de valor, han impactado de manera muy significativa la demanda externa de la economía panameña, mientras que las necesarias medidas de cuarentena y distanciamiento social, han reducido la actividad que depende de la demanda local. El obvio resultado es una situación de recesión en nuestra economía, cuyo impacto final es difícil de predecir.

El impacto sobre los niveles de ocupación resulta efectivamente elevado. Algunas fuentes oficiales han llegado a señalar que existe la posibilidad de que el mismo pueda alcanzar al 20.0% de la PEA. La población que ahora queda más vulnerables es realmente elevada si se tienen en cuenta los siguientes indicadores:

a) Ya antes de la pandemia existían en el país un total de 146,111 personas desocupadas.

b) También antes de la pandemia se contabilizaron 592,063 personas que trabajaban por cuenta propia, de los cuales el 79.7% laboraban en las actividades no agropecuarias.

c) A esto se debe agregar que a finales del 2019 había un total de 716,113 trabajadores no agrícolas en condiciones de informalidad, incluyendo trabajadores de las empresas formales, trabajadores de las empresas informales y trabajadores asalariados de los hogares.

Es evidente, entonces, que el actual cierre económico no afecta solo a los cerca de 99,000 trabajadores asalariados cuyos contratos de trabajo han sido suspendidos, sino también a los trabajadores asalariados que simplemente han sido cesados sin ningún trámite legal, a los cuenta propia y otros informales que viven de el día a día. Se trata de un total que, teniendo en cuenta a los que ya estaban desocupados, podría alcanzar a cerca de 391,000 trabajadores y trabajadoras. Suponiendo que se trata de personas que pertenecen a familias con un promedio de cuatro miembros, estaríamos hablando de más de 1.5 millones de personas fuertemente afectadas.

2.2. La Reproducción Social

En una sociedad en la que una parte fundamental de la reproducción social pasa por tener ingresos monetarios para comprar bienes y servicios, es claro que el impacto sobre el empleo ha significado que una muy importante parte de los hogares panameños presentan graves problemas para lograr satisfacer sus necesidades básicas.

La respuesta gubernamental a este respecto ha sido totalmente insuficiente, mostrando, entre otras cosas, un claro desprecio por el mantenimiento y reproducción adecuada de la fuerza de trabajo.

Es claro que un bono de B/, 80.00 mensuales no resuelve ni de cerca el problema. Incluso se trata de un monto contradictorio con las propias estadísticas oficiales, ya que, de acuerdo al MEF en noviembre de 2019, que es la última medición realizada, el costo de la canasta básica alimenticia (que no contiene gas para cocinar) para una familia de 3.5 personas tenía un costo de B/. 306.42 para los distritos de Panamá y San Miguelito y de B/. 281,44 en el resto del país.

Lo exiguo de los B/. 80.00 se hace claro si se tiene en cuenta que cada persona de una familia con 4 miembros tendría que alimentarse con un gasto de B/. 0.67 centavos diarios. Si la familia fuera de 5 miembros este gasto se reduciría a B/. 0.53 centavos diarios. A esto habría que agregar que los otros gastos que hacen parte de la canasta básica de consumo completa, incluyendo los que tienen que ver con la higiene y el cuidado personal estarían totalmente desfinanciados.

Vale la pena llamar la atención que esta situación de dificultades de la reproducción social no solo afecta a los trabajadores menos calificados, la misma, sin lugar a duda, también viene afectando a muchos trabajadores calificados y profesionales cuyas necesidades superan por mucho a lo que sería la canasta básica.

Los problemas de la reproducción social también han venido afectando a un importante servicio social como es la educación, en los que los más perjudicados han sido, desde luego, los estudiantes del sector oficial (público), frente a la incapacidad del Estado de ofrecerles una alternativa educativa viable. Sin embargo, muchos padres de familia que mantienen a sus hijos en los centros de educación privada, algunos de los cuales siguen ofreciendo algunas formas alternativas de educación (no siempre con la mejor calidad), se han quedado sin la capacidad económica de sostener a sus hijos en los mismos.

2.3. Corrupción, Politización e Ineficiencia

Las recientes denuncias de corrupción por sobreprecios en compras vinculadas a atender el tema de salud, las cuales fueron básicamente centralizadas en el Ministerio de la Presidencia, muestran claramente como la pandemia ha venido a mostrar todavía más y en forma dramática la vulnerabilidad del marco institucional del país.

A esto, se debe agregar la clara politización de la ayuda gubernamental que, disfrazada de un supuesto Plan Solidario, ha llevado a la utilización de los fondos públicos para fines de clientelismo político.

2.4. Algunos elementos de la perspectiva

Con el fin de completar este primer capítulo de la Estrategia Alternativa, vale la pena señalar algunas de las perspectivas hacia futuro.

Sin ninguna duda el país y, principalmente, su población saldrá de la pandemia en un profundo estado de shock, en una aguda situación de precariedad. El problema es cómo enfrentar este escenario a partir de lo que el gobierno ha llamado el día D, en que se iniciará el camino hacia la “nueva normalidad”.

La visión neoliberal, tal como lo ha develado claramente Naomi Klein, entiende que las condiciones de shock social, producido por una guerra o un fenómeno natural, representa una oportunidad para avanzar en su proyecto de sociedad y economía. Fue Milton Friedman, el que más insistió en esto, con su conocida terapia de choque.

Los neoliberales locales, junto a los representantes de los sectores económicamente dominantes, siguiendo esta enseñanza, se preparan, entonces, para provocar una política económica de choque a partir del llamado día D. Esto lo hacen, desde luego, al amparo del actual gobierno, que ha convocado a todo un equipo económico de esta tendencia para preparar un plan económico post pandemia. De hecho, este equipo es el que realmente estaría elaborando la estrategia de desarrollo. Por su parte, la comisión a la que han sido convocados los trabajadores, tal como se desprende del texto de la Resolución DM – 159 – 2020 del MITADEL que la crea, obviamente no tiene la facultad de discutir la estrategia socioeconómica a futuro, dado que la misma esta circunscrita al campo de las relaciones laborales.

Esto es claro cuando este documento simplemente resuelve: “Convocar a las organizaciones más representativas del país a una mesa de diálogo tripartita por la economía y el desarrollo de las relaciones laborales, a partir del 1 de mayo de 2020, con el objetivo de lograr consensos que ayuden a recuperar y/o mejorar las relaciones laborales existentes” (subrayado nuestro).”

Las recientes publicaciones por los adeptos locales de la doctrina neoliberal, ya sea que son parte del gobierno, cercanos al mismo o militantes de las mal llamadas sociedades libertarias o simplemente representantes de los sectores económicamente dominantes, muestran que los mismos están dispuestos a seguir sacrificando a la población para favorecer a los sectores económicamente dominantes.

En dichos artículos, además de profundizar el modelo transitista, se propone, entre otras cosas, reducir los impuestos a los sectores económicamente dominantes, lo que significa que el reciente endeudamiento se pagará con nuevos impuestos a los sectores medios y trabajadores calificados. A esto se agrega una nueva reforma al código laboral para hacer más precaria la resistencia de los trabajadores y el financiamiento blando para el gran capital. Desde luego, en estas propuestas tampoco escapa la idea de reformar el sistema educativo y el de seguridad social, a fin de avanzar hacia la privatización.

Para los fines de lo que sigue es útil señalar que la propuesta neoliberal que va a dominar a las acciones del actual gobierno, carece de una clara visión sobre el futuro de las relaciones económicas internacionales. Ello se basa en la idea de que las mismas serán óptimas para la profundización del modelo neoliberal – tansitista. Se trata de un supuesto falso, no solo por lo que ya se adelantó sobre la reciente dinámica del comercio exterior, sino también por los propios efectos de la pandemia. Entre estos podemos mencionar los siguientes:

a) La fragilidad del sistema financiero internacional y de las finanzas públicas a nivel global. Esto último podría llevar a un rebrote de las políticas de austeridad que dificultan la expansión de la demanda efectiva a nivel global.

b) Resulta muy probable que muchos países intenten diversificar sus cadenas productivas y acercarlas a su mercado, lo que puede afectar las actividades transitistas. No se debe dejar por fuera la posibilidad de que estas economías intenten devolver a sus países una parte de la producción internacionalizada, utilizando incrementos en la productividad originados en nuevas tecnologías ahorradoras de mano de obrar.

c) La creciente animosidad entre Estados Unidos y China, provocada por los debates sobre el manejo del COVID – 19 generen un recrudecimiento de las tensiones comerciales. Algunos analistas incluso hablan de una nueva situación de guerra fría.

d) Una buena parte de los servicios que ofrece la plataforma local puede tardar bastante en recuperarse. Un claro ejemplo de estos son los viajes internacionales y el turismo.

II. Los Objetivos

Toda estrategia de transformación no solo pasa por la presentación de la realidad que se intenta cambiar. También debe presentar los valores que animan la transformación, así como los objetivos básicos que deben llevar a la instalación de una nueva realidad, la que se logra en una trayectoria de resolver los problemas planteados como fundamentales.

1. Los Principios Guías

Dado que, aun cuando estos formalmente no se expliciten, las estrategias socioeconómicas siempre se encuentran animadas por principios y valores específicos, con los cuales están comprometidas. Teniendo esto en consideración a continuación, se presentan los que están en la base de la presente estrategia alternativa, de los que surgen los objetivos básicos de la misma.

a) El enfoque de la estrategia alternativa es antineoliberal. Se intenta construir como un instrumento de lucha comprometido por la defensa de los principios democráticos, entendiendo la necesidad de avanzar hacia una democracia avanzada de carácter participativa, deliberativa y protagónica, en lo político, social, económico y cultural.

b) Se trata de una visión progresista. Como tal se plantea como un instrumento útil para la transformación, esto es como un proyecto alternativo al neoliberalismo, capaz de sustituir el actual modelo concentrante y excluyente en un modelo con equidad y justicia social.

c) Se trata además de un enfoque que busca ser ecologista. Reclama el pleno respeto a la naturaleza y reivindica el derecho de las presentes y futuras generaciones a vivir en un ambiente sano. Entiende plenamente la necesidad de la justicia intergeneracional como intrageneracional.

d) El enfoque de la estrategia alternativa es patriótico. Se plantea el desarrollo de un país con plena soberanía, en el que el pueblo panameño se constituya en el verdadero dueño de su destino. Entiende que la soberanía debe expresar la voluntad de la población, la cual se ejerce por medio de una amplia participación organizada. La soberanía debe expresarse y materializarse en el plano político, económico, social y cultural.

e) Se trata de un enfoque que busca definirse como popular. Entendiendo que el mismo está abierto a todos los sectores afectados por el modelo neoliberal concentrante y excluyente. Intenta, entonces, expresar los intereses de los trabajadores, estudiantes, pueblos originarios, productores patrióticos del campo y la ciudad, profesionales con sentido nacional, pensionados y jubilados, amas de casas, y, en definitiva, a todos aquellos que se ponen del lado de la soberanía, la equidad y la justicia social. El mismo busca ser un apoyo para quienes participan activamente en la lucha por la autonomía de los pueblos originarios, que constituye un compromiso y una prioridad. Así mismo, valora, promueve y apoya la lucha de la población afrodescendiente, reconociendo la importancia de su aporte cultural, social y económico a la Nación Panameña. También reconoce que la juventud y los movimientos juveniles constituyen un elemento indispensable para lograr el verdadero desarrollo humano sostenible.

f) Se trata, además, de un enfoque humanista. Por eso se propone la plena vigencia de los derechos humanos en el país, incluyendo los de carácter personal, políticos, sociales, culturales, económicos y medioambientales.

g) La presente estrategia alternativa enfatiza la importancia de un enfoque pluralista. Tiene la vocación de constituirse como un documento con la capacidad de integrar diversas corrientes del pensamiento progresistas, las cuales se hermanan en un diálogo fecundo en la búsqueda del Bien Común de nuestra población.

h) La estrategia alternativa reconoce, además, la importancia de la equidad de género. Rechaza el actual sistema de dominación sexista – patriarcal. Declara su compromiso con la promoción de la plena igualdad de género y de democracia paritaria.

i) La estrategia alternativa también se compromete con un enfoque ético. Destacando la importancia de lograr una profunda renovación ética de la vida política, económica y social del país. Propone, así mismo, una lucha total en contra de la corrupción y el clientelismo. Toma como propios los principios de transparencia y rendición de cuentas.

j) La estrategia alternativa encuentra en la resistencia y acción no violenta el método para promover el cambio social necesario. Se declara a favor de la convivencia pacífica a nivel internacional.

k) La estrategia alternativa se enmarca en un enfoque latinoamericanista. Encuentra en la integración de los pueblos latinoamericanos un elemento fundamental para el desarrollo humano sostenible de nuestros pueblos.

2. Los Objetivos Básicos

Los objetivos básicos de la estrategia alternativa, destinada a construir un nuevo modelo socioeconómico para nuestra sociedad, basado en los valores sociales antes señalados, se pueden enunciar de la siguiente manera:

a) Avanzar hacia una sociedad equitativa, sostenida en el concepto de la justicia social. Esto implica la erradicación definitiva de la pobreza, así como el asegurar las condiciones que permitan el más pleno desarrollo de las capacidades potenciales de todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país.

b) Construir participativamente una sociedad con pleno respeto de los derechos humanos. Esto significa hacer un esfuerzo permanente para el logro de los derechos políticos, económicos, sociales y ambientales. Esta es la base para lograr una sociedad centrada en la práctica de la libertad.

c) Consolidación de la Nación y la protección de nuestra herencia común para el beneficio de todos. Esto significa fortalecer las condiciones para que el pueblo panameño sea efectivamente el dueño soberano de su destino. Además, también significa la defensa de nuestra herencia común, principalmente de nuestros servicios sociales, como son la educación y la salud, que deberán ser públicos, gratuitos y eficientes. Esto significa la cancelación de todas las formas de privatización.

d) Edificar una democracia profunda, que sea deliberativa, participativa y con protagonismo de la población. Esta deberá ser participativa, deliberativa y con un elevado protagonismo de la población, de manera que la misma tenga un alto nivel de participación en la elaboración, aprobación y seguimiento de las políticas públicas.

e) Practicar el pleno respeto a la naturaleza. La sostenibilidad es, entonces, entendida con un sentido de protección y mantenimiento de todas las condiciones naturales que aseguran el goce de la vida para las futuras generaciones, a la vez que se reconoce a la naturaleza como portadora de derechos por si misma.

f) Construir una base económica viable, destinada a sostener el bien común. Esto lleva a entender que resulta importante crear la base material que sostenga el conjunto de los objetivos propuestos, a la vez que se entiende que la economía no constituye un fin en sí mismo, sino un instrumento fundamental para asegurar el bienestar de la población.

g) Asegurar las transformaciones en las estructuras de poder para viabilizar el conjunto anterior de objetivos básicos.

III. La Estrategia de la Transición

a) La Transición Hacia un Nuevo Modelo

1.1 La Lógica y los Objetivos del Período

A diferencia de lo que proponen los sectores neoliberales la difícil situación de la que el país saldrá de la actual situación de pandemia no debe llevar a la profundización del actual modelo de funcionamiento de nuestra sociedad. Por el contrario, la necesidad de mantener en un nivel adecuado el mantenimiento y la reproducción de la población lleva a la urgencia de iniciar la transformación de dicho modelo. Teniendo esto presente se entiende que, para este período, en el que el país se repondrá paulatinamente de la pandemia, se proponen los siguientes objetivos específicos:

a) Mantener las medidas sanitarias necesarias para asegurar la vida de la población y evitar un posible rebrote.

b) Dado lo anterior y el hecho de que los trabajadores solo podrán volver a sus ocupaciones paulatinamente, durante todo este período el Estado deberá establecer condiciones tales que los afectados por la situación reciban una ayuda estatal suficiente para la satisfacción de sus necesidades básicas. Esto, desde luego, también debe abarcar a los sectores que ya antes de la pandemia se encontraban en condiciones vulnerables.

c) También el Estado tiene la obligación de asegurar que quienes están en condiciones vulnerables, por lo que no cuentan con los recursos, no tengan que hacer frente a desembolsos financieros relacionados con deudas bancarias, incluyendo pago por hipotecas, gastos de arrendamiento y por los servicios sociales básicos.

d) Se deberá hacer un esfuerzo por elevar el nivel de los servicios públicos básicos de salud y educación, que deberán prestarse sobre una base pública, gratuita y eficiente. El agua también debe ser entendida como un derecho humano, por lo que la misma deberá ser entregada a la población en condiciones adecuadas a partir de la generación del servicio por parte del sector público.

e) Así mismo el Estado deberá asegurar la vigencia de la legislación laboral que protege a los trabajadores, así como su derecho a gozar de la protección de la seguridad social. 16

f) Prestar ayuda a los micro, pequeños y medianos empresarios a restablecer sus actividades productivas y generación de empleos.

g) Lograr el pleno respeto a la naturaleza, para avanzar hacia un desarrollo humano sostenible

h) Evitar que los costos del crecimiento actual de la deuda pública recaigan innecesariamente sobre los sectores medios de la sociedad y el resto de los trabajadores.

1.2. Algunos Programas Prioritarios

La recuperación nacional a partir de la pandemia, en la medida en que se entienda como un período en que se inicia una transición hacia un nuevo modelo de sociedad, precisa del desarrollo de un conjunto de programas fundamentales.

1.2.1 Programa de emergencia para la salud y la educación

La pandemia demostró las vulnerabilidades tanto de nuestro sistema de salud como de educación. Esto lleva a plantearse en el caso de salud de transformar el actual sistema de atención de salud, avanzando hacia un sistema de atención primaria de salud. En el caso de la educación, quedo en evidencia las carencias que sufren quienes utilizan el sistema oficial (público) de educación, lo que genera una inaceptable diferencia social. Es fundamental, entonces, fortalecer al sector oficial de salud, dotándolo de los recursos necesarios para tal fin.

1.2.2 Programa de Seguridad y Soberanía Alimentaria

La presencia del COVID – 19 mostró claramente la necesidad de un programa integral de seguridad y soberanía alimentaria. Este deberá estar guiado hacia la protección de la producción nacional, el apoyo hacia los productores patriotas del campo que estén dispuestos a trabajar en favor de la población, los cuales necesitan de la seguridad de sus insumos, incluyendo el abastecimiento de agua, así como de las condiciones crediticias necesarias para su actividad, junto al pago oportuno y justo de sus productos. Es importante lograr la eliminación de la especulación comercial de los productos alimenticios, lo que ha llevado a precios poco rentables para los productores y muy elevados para los consumidores de la ciudad. Un apoyo especial se deberá ofrecer a quienes ya realizan o intentan realizar la agroecología. La búsqueda de la sostenibilidad es fundamental en este caso.

A esto se debe agregar la importancia de apoyar las cadenas productivas que van desde el productor hacia la agroindustria. Esto no solo elevará el valor agregado local de la producción, sino que, además, facilitará la necesaria generación de empleo, así como el uso 17 más racional de las divisas. Se trata de la necesidad de avanzar en una política de recuperación del mercado interno.

El programa de seguridad y soberanía alimentaria deberá vincularse con una política de cero hambre. La cual, cumpliendo con un derecho humano reconocido, deberá lograr en un corto plazo eliminar de nuestro país toda situación de hambre.

1.2.3 Programa de Apoyo a la Recuperación y Ampliación del Empleo

Es evidente que la reactivación de la construcción constituye un mecanismo de promoción de la ocupación. Por esto es importante establecer las condiciones en que este efecto se puede maximizar:

a) Asegurando que en la actividad se proteja, a todos los niveles, al trabajador nacional.

b) Exigiendo el cumplimiento de las leyes laborales y de seguridad social.

c) Promoviendo y protegiendo las cadenas que van desde la producción de materiales de construcción hacia la construcción. La más importante de esta tiene que ver con la producción de cemento, que se ha vista afectada por una apertura indiscriminada de este producto, la que debería cesar, sobre todo que la misma ha permitido la importación de cemento con componentes dañinos a la salud.

De lo planteado en el diagnóstico se desprende el establecer con claridad la necesidad de priorizar cuidadosamente las inversiones en infraestructura. Esto lleva a dos elementos. En primer lugar, es claro que la fórmula de las APP, constituyen a final de cuenta una pesada carga para el gobierno, aun cuando ésta formalmente no se reconozca como un mecanismo de endeudamiento público, así como una evidente fuente de corrupción. En segundo lugar, se debe reconocer la importancia que tiene superar el tradicional atraso que en nuestro país tiene la generación de infraestructura para los servicios públicos.

Es importante destacar que el programa de recuperación laboral pasa por un subprograma destinado a poner en marcha la producción de la micro, pequeña y mediana empresa.

No es menos importante destacar la necesidad del cumplimiento de las leyes de protección laboral y de seguridad social, junto a los protocolos de salud y seguridad laboral. Esto junto a la recuperación de los salarios reales, que han crecido por debajo de la tasa de expansión de la productividad, facilitarán la ampliación del mercado interno y, por tanto, a la expansión de la actividad económica y el empleo.

1.2.4 Programa de Recuperación de la Finanzas Públicas

El logro de los objetivos de la fase de transición obviamente precisa de fuentes de financiamiento. Estas en esta etapa deberán provenir de las siguientes políticas:

a) La renta del Canal de Panamá debería ser utilizada, en base a una Ley destinada para este fin, a apoyar el desarrollo social del país, priorizando la salud, la educación, la seguridad y soberanía alimentaria, así como la seguridad social. El uso de los recursos naturales del país debe ser sostenible y sus beneficios guiados al apoyo de un desarrollo verdaderamente inclusivo.

b) Un combate efectivo, no solo de palabra, a la corrupción, permitiría liberar recursos para el proceso de transición. Esto debe ser parte del inicio de un programa de saneamiento y rediseño de la base institucional del país.

c) En esta primera fase de la construcción de un modelo alternativo la búsqueda de una mayor equidad debe centrarse en la eliminación de las diversas formas de evasión fiscal que se practican de forma impune en nuestro país.

IV. Hacia una Lógica Económica Alternativa

Más allá de los programas y políticas antes señalados resulta necesario destacar que los mismos deberán ser profundizados con el fin de lograr una nueva lógica de funcionamiento de la economía, la que deberá estar al servicio de los objetivos básicos de la estrategia alternativa.

1. Trabajo Digno Para Todos y todas Como Eje Central

El funcionamiento del nuevo modelo económico propuesto deberá operar de manera tal que se logre el empleo digno para todos los trabajadores y trabajadoras. Esto significa que cada uno de ellos tenga la certeza de lograr un trabajo que le genere una remuneración que le permita la satisfacción de todas sus necesidades básicas y las de su familia, dando la posibilidad de una vida digna que le permita desplegar todas sus potencialidades.

Esto implica, además, el importante papel que juegan en la reproducción de la fuerza de trabajo las actividades realizadas dentro del hogar. Esto lleva al reconocimiento de la importancia económica y social de este trabajo que es realizado fundamentalmente por las mujeres.

En relación con la dinámica del proceso económico resultan fundamentales tres elementos:

a) El pleno respeto de las Leyes que protegen a los trabajadores, incluyendo el derecho a la contratación colectiva.

b) Los salarios mínimos no podrán ser inferiores al costo de la canasta básica completa, el cual se debe medir con una base científica.

c) Los incrementos de la productividad deberán reflejarse en incrementos en los salarios, con el fin que el resultado del progreso técnico no deje por fuera a los trabajadores, tal y como ha ocurrido en el pasado.

2. El Papel Fundamental de los Servicios Públicos

2.1 Educación

La educación pública, gratuita y de alta calidad es un elemento clave para lograr que la economía nacional pueda asegurar un trabajo digno para todos y todas. Esto implica enfrentar dos problemas básicos de igual importancia. El primero de esto es el vinculado con la cobertura, lo que significa asegurar a todos los niños, niñas y adolescentes el suficiente tiempo de escolaridad como para asegurarse una forma de inserción laboral en la que sus ingresos les permita una vida digna. Ningún niño, niña o adolescente en edad escolar debe quedar fuera del sistema educativo. Los mismos deberán poder avanzar hacia los más altos niveles académicos sobre la base de su capacidad y esfuerzo y no en base a su disponibilidad de recursos económicos.

El segundo, está vinculado con la calidad de la educación. En las actuales condiciones la misma debe permitir la base de conocimientos científicos, que reconozca a los futuros trabajadores del país la posibilidad de manejarse con el nivel técnico actual, así como con los avances que se presenten en el mismo. A esto se debe agregar que la educación debe dirigirse hacia la formación de ciudadanos consientes no solo de sus deberes, sino también de sus derechos, los cuales deben ser defendidos. La práctica de una educación para la libertad es una base esencial para asegurar la creatividad y la innovación, tanto en el ámbito tecnológico como en el social.

Para lograr lo anterior se debe entender que el Estado está obligado a asegurar los recursos necesarios para este fin.

2.2 Salud y Alimentación

Junto a la educación la salud juega un papel central en la nueva lógica económica. La misma significa asegurar un elemento central del bienestar de la población, que resulta indispensable para que las otras formas de este puedan ser una realidad. Más allá de constituir un derecho humano la salud constituye un prerrequisito fundamental para contar con una población con un alto nivel de educación, así como un elevado nivel de productividad.

Es necesario, como se adelantó, realizar una transformación del actual modelo de atención de salud, que es fundamentalmente curativo, promoviendo un nuevo sistema de salud centrado en el concepto da atención primaria. En el nuevo modelo el Estado debe tener la responsabilidad de asegurarle a todos los ciudadanos una atención de salud de calidad, 20 entendiéndola como un derecho humano, que no puede ser manejado con criterios mercantiles. La asignación de recursos para este fin debe ser una prioridad del Estado.

La salud no está desligada de la alimentación, por lo que los programas de seguridad y soberanía alimentaria debe considerarse como elementos centrales para el logro de los objetivos de la educación y el trabajo. Es importante, entender el vínculo entre salud, alimentación y educación, lo que significa que estos tres elementos deben ser priorizados en la nueva lógica de la economía.

Por razones semejantes se debe priorizar el abastecimiento público y eficiente del agua para el consumo humano.

2.3 Seguridad Social

Un elemento central de la nueva lógica económica esta dada por la prioridad que debe tener la protección de toda la población frente a los diversos riesgos de la vida. En este sentido se destaca la importancia de fortalecer y ampliar el sistema de seguridad social de nuestro país. Para estos fines se proponen los siguientes lineamientos:

a) La seguridad social deberá seguir siendo pública, evitando toda forma de privatización directa o indirecta.

b) En el caso de Programa de Invalidez Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social se deberá volver completamente al sistema solidario.

c) La necesidad de que, dada las dificultades causadas por el mismo al sistema, que dejaron sin financiamiento las pensiones del llamado subsistema de beneficios definidos, el Estado está en la obligación de aportar significativamente a la solución de los problemas financieras de la Caja de Seguro Social. El uso de las rentas provenientes de los recursos naturales, incluyendo las que el gobierno central recibe por el funcionamiento del Canal de Panamá, debe aportar para este fin, así como para los objetivos de salud, educación y seguridad alimentaria.

d) El Gobierno deberá hacerse cargo del financiamiento de los servicios de salud que la Caja de Seguro Social presta y seguirá prestando a los beneficiarios.

e) Asegurar fiel cumplimiento de la Leyes Sociales y en especial de las obligaciones de los empresarios y el gobierno para con el Seguro Social. Se trata de desarrollar tanto la legislación como la política de vigilancia y control que evite los abusos que hoy se dan bajo la forma de evasión, elusión y mora.

f) Incrementar la rentabilidad de las reservas que posee la CSS, desarrollando las posibilidades de inversiones productivas y seguras de largo plazo.

3. Potenciar el Aparato Productivo de Manera Sostenible

La nueva lógica económica, a fin de lograr sus objetivos, busca potenciar las capacidades de nuestro aparato productivo, destacando la necesidad de elevar sus niveles de productividad y eficiencia.

Se trata de una política que necesariamente se sostiene en los avances de la salud, la seguridad alimentaria y la educación. Además, se sostiene en los siguientes lineamientos.

a) Una política de desarrollo científico – técnico, que apoye las investigaciones guiadas hacia la innovación tecnológica sostenible. Las universidades públicas deberán jugar un papel central en este aspecto. Así mismo se le deberá dar apoyo, incluyendo el financiero, a las actividades de innovación, que deberán hacerse respetando el principio de la sostenibilidad.

b) La necesidad de diversificar la economía no niega la importancia de mantener y ampliar las ventajas competitivas que el país tiene en la exportación de servicios en aquellas áreas que generan una renta basada en los recursos sin sostenerse en la presencia de empleos que no caben dentro de la categoría de empleos decentes y que, por tanto, no se basan en la tendencia a la reducción salarial y la violación de los derechos laborales. La renta de estos sectores – principalmente la proveniente del Canal de Panamá – deberá servir para el desarrollo nacional y la superación de la heterogeneidad estructural que caracteriza a nuestro aparato productivo. La renta del canal de Panamá que ingresa al fisco nacional no puede seguir siendo, como lo ha sido hasta ahora, un mecanismo para que quienes obtienen grandes beneficios económicos en el país eviten su responsabilidad en términos del pago de impuesto. En este caso también se deben seguir los criterios de sostenibilidad ambiental. Esto significa, desde luego, introducir una moratoria sobre la minería a cielo abierto.

Se debe tener claro, sin embargo, que en la situación que se perfila en el ámbito internacional, la que se discutió en el análisis del diagnóstico, la dinámica de exportación sería insuficiente para alcanzar el objetivo del empleo decente para todos.

c) La diversificación del aparato productivo debe llevar al desarrollar del sector productivo que genera la producción agrícola y agroindustrial para lograr la seguridad y soberanía alimentaria. En este caso la protección de los productores nacionales y la promoción de los métodos vinculados con la agroecología son fundamentales. También resulta indispensable promover la cadena alimenticia entre la producción agropecuaria y las agroindustrias

d) También en función de la diversificación del aparato productivo se debe promover y proteger un sector industrial eficiente con un nivel de desarrollo suficiente, capaz de generar trabajos decentes, el cual para alcanzar economías de escala y no ser aplastado por las formas de competencia externa y las asimétricas, deberá consolidarse dentro de los procesos de integración solidaria y complementaria existentes en la región. Aquí también resulta indispensable el desarrollo autónomo de tecnologías adecuadas y sostenibles.

e) Fortalecer el sector destinado a la generación de la infraestructura priorizando, como se ha dicho, cerrar la brecha observada en la infraestructura social. También se deberá rearticular la cadena productiva entre la construcción y la industria que producen los materiales de construcción.

f) Las posibilidades del país de lograr un desarrollo autónomo en función de los intereses nacionales serán ampliadas a partir de una política que se base en las oportunidades que ofrece la existencia de una clara multipolaridad a nivel internacional, Así mismos resulta conveniente la participación en los proyectos de integración regionales que apuntan a formas de colaboración basadas en el beneficio mutuo y la solidaridad.

g) La práctica de una política fiscal equitativa, transparente y responsable que contenga los siguientes elementos:

4. Diseñar y Poner en Práctica una Política Fiscal Equitativa

La nueva lógica económica también se sostiene sobre una política fiscal que tendría los siguientes elementos:

a) Evitar el endeudamiento irracional que comprometa el Bien Común de las futuras generaciones. Revertir la actual política de venta del patrimonio nacional, guiada a beneficiar a los sectores dominantes.

b) Priorizar el gasto en los servicios sociales básicos, como una forma de enfrentar la deuda social existente y permitir que el conjunto de la población comparta los frutos del crecimiento. Priorizar, así mismo, los gastos en infraestructura económica y social que apoyen los objetivos del programa.

c) Realizar una auditoría social independiente para establecer qué parte de la deuda pública proviene de actos de corrupción. El pueblo panameño no está obligado ni a reconocer ni a pagar la deuda vinculada con la corrupción. Esta deberá ser repudiada.

d) Eliminar las instituciones diseñadas con fines de practicar el clientelismo político. un marco jurídico adecuado para el uso y control de los fondos públicos que permita blindar la administración pública contra los estragos y depredación de estos. Asegurar la certeza de la pena para todos aquellos que participen en actos de corrupción.

e) Con el fin de asegurar los recursos para el desarrollo con equidad, se deberá introducir una reforma fiscal progresiva, que, revirtiendo la tendencia de las anteriores, se base en el concepto de que el que más gana tiene la obligación de contribuir con una mayor proporción de dichas ganancias al bien común. Así mismo, la búsqueda de nuevas formas de inserción en el mercado mundial deberá apuntar hacia un intercambio equitativo, que evite el intercambio desigual y la pérdida, por esta razón de una parte importante del excedente nacional, la política de peajes del Canal de Panamá deberá guiarse por este principio.

f) Priorizar la utilización de los recursos obtenidos por el fisco a partir del Canal de Panamá y otras empresas públicas, a los gastos prioritarios en el ámbito económico y social para lograr los objetivos de esta nueva estrategia de desarrollo.

g) Establecer los mecanismos necesarios para asegurar la plena transparencia en el uso de los recursos públicos, esto implica, entre otras cosas, la puesta en práctica de una real política de rendición de cuentas. La certeza del castigo para los corruptos, que significa el fin de la impunidad es una necesidad urgente.

h) Construir las formas institucionales necesarias para la participación de la población y sus organizaciones en el proceso de preparación, ejecución y fiscalización de los presupuestos. El criterio de equidad de género y de sostenibilidad ambiental deben constituirse en elementos obligatorios en la confección participativa y en la ejecución del presupuesto.

i) Iniciar un proceso efectivo de descentralización, en los que la descentralización de las funciones vaya acompañada de la que se refiere a los recursos. Es fundamental señalar que la autonomía de las comarcas de los pueblos originarios deberá acompañarse de una efectiva descentralización de los recursos hacia las mismas.

5. Proteger el Medio Ambiente

a) La nueva lógica económica no estaría completa sin una política consistente dirigida a proteger el medio ambiente. Esta incluiría los siguientes elementos:

b) Reconocer el derecho a la vida en todas sus formas con un principio fundamental de la sociedad y las políticas públicas.

c) Revertir todas las medidas contrarias a la sostenibilidad ambiental introducida por esta y las anteriores administraciones gubernamentales.

d) Declarar al país libre de minería metálica.

e) Reconocer el derecho de los pueblos indígenas y de las comunidades al uso de los recursos naturales, incluyendo los vinculados con los suelos y las aguas.

f) Desarrollar, con la participación de los sectores ambientalistas, una legislación que permita que el país y su economía operen con pleno respeto a la naturaleza, con el fin de asegurar un ambiente sano para las presentes y las futuras generaciones, a la vez que se promueve la biodiversidad y la estabilidad de los servicios del ecosistema.

g) Desarrollar la infraestructura institucional necesaria para asegurar el estricto cumplimiento de las leyes y normas que protegen al ambiente.

h) Realizar inversiones públicas destinadas a rehabilitar y proteger el medio ambiente. Este debe convertirse en un criterio necesario dentro de la evaluación de los planes y proyectos ambientales que se desarrollen en el país

i) Plena aplicación del principio de la precaución en el manejo de los temas y problemas ambientales.

j) Promover a nivel internacional y local las ideas de deuda y justicia ecológicas, como un elemento indispensable de la equidad internacional.

k) Aceptar el compromiso que tiene el país en el esfuerzo por reducir la emisión de gases invernadero y restaurar los ciclos naturales que han sido rotos por la acción del estilo de crecimiento depredador.

l) Desarrollar y promover la utilización de tecnologías sostenibles, tales como la agroecología, y aquellas que ahorren el uso natural, para lo cual se deberá contar con el apoyo de los recursos estatales. Desarrollar la disponibilidad de formas de energía sostenibles, así como del ahorro y uso racional de la energía y del resto de los recursos.

m) Promover la sustitución del uso de recursos no renovables por la del uso de recursos renovables. Estos últimos deberán, necesariamente producir en forma sostenible. Asegurarse que ningún recurso renovable sea utilizado más allá de su capacidad de renovación.

n) Utilizar las formas de evaluación ambiental basada en el concepto de multicriterio, rompiendo con la idea de que el ambiente puede ser evaluado con el simple recurso de darle un valor monetario. Se trata, entonces, de reconocer el valor intrínseco de la naturaleza, así como su valor cultural y estético y de existencia. Los servicios del ecosistema y la biodiversidad constituyen en este enfoque soportes indispensables para la vida, los cuales no pueden ser reducidos a simples valores monetarios.

o) Asegurar la integridad de las cuencas y los bosques nacionales, implementando una política y supervisión que elimine su depredación

p) Promover formas de consumo que, manteniendo un nivel de vida satisfactorio, eliminen el exceso del consumismo. Desarrollo de un sistema público de transporte humanizado, que sea eficiente. Desarrollar, así mismo, formas de desarrollo urbano que promuevan la conservación del medio ambiente.

q) Respetar el principio de acuerdo con el cual la disposición de desechos no sobrepase la capacidad de carga de los sumideros de la naturaleza.

1. Las Fuerzas Sociales

Las estrategias de desarrollo alternativo solo resultan realistas si son capaces de movilizar la suficiente fuerza social y política para que las mismas resulten viables. Esta condición, desde una perspectiva objetiva, puede surgir de las propias contradicciones, insuficiencias y resultados del modelo neoliberal vigente, el cual, de alguna u otra manera, afecta a las grandes mayorías de la población. Estas fallas del modelo se han hecho más evidentes en medio de la pandemia y sus impactos sobre la población.

En estas condiciones se encuentran los trabajadores asalariados del sector público y privado, los trabajadores por cuenta propia y el resto de los ocupados en condiciones de informalidad, tanto en el campo como en la ciudad. El esquema neoliberal vigente no deja de perjudicar a los sectores medios y profesionales, que al igual que el conjunto de la población son impactados por la inflación, el deterioro de los servicios públicos, la creciente carga impositiva, su creciente endeudamiento y la amenaza de la desocupación. Así mismo se ven afectados todos aquellos sectores sujetos a la política de desposesión, tal como es el caso de los pueblos originarios, los sectores campesinos y los pescadores artesanales, entre otros. El impacto negativo del modelo neoliberal también llega a todos aquellos quienes, con una clara conciencia ambiental, luchan por una sociedad sostenible, así como al conjunto del movimiento de las mujeres y a los otros grupos que son discriminados y marginados por la lógica del sistema. No menos importante es el impacto sobre los pobladores que sobreviven en condiciones urbanas precarias, caracterizada por las carencias de los servicios públicos básicos y la presencia de condiciones físicas riesgosas. Así 26 mismo es necesario tomar en consideración que los procesos de acumulación por desposesión han alcanzado a los sectores medios urbanos, quienes se han sentido amenazados de ser desposeídos de sus viviendas y condiciones de vida. A esto se debe agregar los problemas que para el conjunto de la población generan los fenómenos vinculados con la inseguridad ciudadana, la corrupción, el creciente endeudamiento público. El neoliberalismo, se debe añadir, provoca una contradicción que alcanza a los micro, pequeños y aún medianos productores que dependen del mercado interno y que no tienen la capacidad técnica financiera y organizativa para resistir la competencia externa.

Existe, entonces, la posibilidad de avanzar en el camino de la transformación propuesta. Esta pasa por la tarea de concienciar, organizar, articular y movilizar al conjunto de la población que hoy sufre los rigores del neoliberalismo, a fin de que se convierta en sujeto de la transformación que hoy necesita el país. Es en la búsqueda de esta condición que el presente documento pretende ser un aporte.

El programa de transformaciones que hemos esbozado aquí requiere para su completa implementación de la convocatoria de una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, libre, soberana y originaria, que refunde la república sobre bases nuevas y verdaderamente democráticas. Aunque la Constitución vigente consagra muchos derechos sociales, económicos y democráticos, los cuales defendemos, pero que debemos ampliar y profundizar, ella también está minada por cláusulas antidemocráticas. Por esa razón, quienes compartimos esta agenda de transformaciones, asumimos el compromiso de luchar por la convocatoria de la Asamblea Constituyente como punto de partida de una nueva república.

Panamá mayo de 2020

Adhesiones hasta el momento

Juan Jované por la APUDEP

Alberto Reyes por la FAT

Alejandro John por la FUCLAT

Carlos Manuel Lee

Publicado en Movimiento Popular en Panamá, Otro Panamá es posible, Realidad panameña | Etiquetado , | Deja un comentario

LA VERDAD SOBRE LAS PENSIONES

“…ABSURDO, rompieron la cadena de solidaridad…” 

SONY DSC

“Condenaron a MUERTE… el gobierno de Martín Torrijos, los diputados que votaron a favor

 de la Ley 51, los ministros que la aprobaron en gabinete, condenaron a muerte al sistema solidario y condenaron a muerte y a pobreza a la población…”  

“¿Cómo salvar la CSS?

1. Volver al sistema solidario.

2. Utilizar una parte de la renta de los recursos naturales: Canal de Panamá.

3. El Estado debe cumplir con su obligación en SALUD.

4. Equidad tributaria efectiva, aplicación de las leyes tributarias sociales. Participación salarial en el PIB.

Tenemos que alejarnos de este modelo concentran y excluyente… ir hacia un modelo de equidad social para que lxs trabajadores tengan un trabajo decente y coticen sobre ese trabajo decente, y después pueda tener una pensión decente…”  

5. Elevar la rentabilidad de las reservas. Esto NO SE HACE vendiendo los bonos…

¿Quién será el feliz comprador de esos bonos a precio de gangas? 

¿El Estado está entregando las cuotas da la CSS?

6. Formalización del trabajo, apoyo a los informales..

7. Elevar la participación de la MUJER en el trabajo remunerado asalariado. Eliminar la discriminación salarial de género.

Tenemos que evitar que se IMPONGAN alternativas contrarias a los intereses de la población.

No pueden estar introduciendo el TERROR entre la población para cumplir con sus fines.

Muchos andan detrás de los recursos en reserva (más de 9 mil millones) que tiene la CSS.  

Publicado en Caja de Seguro Social CSS, La corrupción en Panamá | Etiquetado , , | Deja un comentario

Una crisis de legitimidad

BUSCANDO CAMINO Panamá, Año XV, No. 263 – 09 de mayo de 2020. Escasamente a un año de haber ganado las elecciones con el raquítico porcentaje del 33.1% de los votos, que le significaron escasos 38.000 votos de diferencia sobre … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , | Deja un comentario

Propuestas para enfrentar el COVID-19 CONVERGENCIA SINDICAL

Esta galería contiene 1 foto

“Somos una organización que existe, cambia y lucha para defender la construcción de una sociedad democrática, participativa y solidaria en pro de la dignidad humana, la justicia la equidad social y de género y la igualdad.”   (Declaración de Principios) ¡Organización … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , | Deja un comentario

Canción Sin Miedo – Vivir Quintana

Canción Sin Miedo – Vivir Quintana

Que tiemble el Estado, los cielos, las calles
Que tiemblen los jueces y los judiciales
Hoy a las mujeres nos quitan la calma
Nos sembraron miedo, nos crecieron alas

A cada minuto de cada semana
Nos roban amigas, nos matan hermanas
Destrozan sus cuerpos, los desaparecen
¡No olvide sus nombres, por favor, Señor Presidente!

Publicado en Luchas ciudadanas, Mujeres | Etiquetado , , | Deja un comentario

Elementos para un análisis de coyuntura  Panamá, ABRIL 2020

Jorge Sarsaneda del Cid Panamá / 020520 En general Se cumplen diez meses del nuevo gobierno. Con el covid19 se han complicado mucho las cosas, por lo objetivo y por lo subjetivo. A los problemas de agua, comunicación, inseguridad, desempleo, … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

MARCO A. GANDÁSEGUI: ¡A CUIDARSE, QUE FALTA MUCHO!

Julio Yao Villalaz – Internacionalista – Cuando el pasado viernes 24, el Dr. Juan Carlos Mas me preguntó si yo tenía noticia del fallecimiento del Dr. Marco A. Gandásegui, pensé que debía tratarse de un error. “Debe estar bien porque … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado | Deja un comentario