Panamá por la senda de Estado fallido

Carlos Manuel Lee Vásquez, Abogado.

Para la designación del nuevo magistrado la Corte decidió realizar una convocatoria, entrevistar públicamente a los aspirantes y decidir a quien designar. 54 profesionales presentaron sus créditos y se sometieron a la entrevista pública, esto hizo posible que todos los ciudadanos interesados pudiéramos escuchar y percibir cuál de todos proyecto las mejores cualidades y méritos para este cargo. Pero esto no es suficiente, los Magistrados de la Corte Suprema debieron decir previamente que buscaban, cuál era el perfil que necesita el TE para ir dándole el giro necesario para garantizar transparencia, respeto a la voluntad de los ciudadanos y sobre todo para que los procesos electorales sean el espacio donde los ciudadanos aporten a salvar la institucionalidad del país.

La designación que hizo la Corte Suprema, no contribuye a promover los cambios necesarios dentro del TE, a salir del secuestro en que los partidos políticos mantienen a la auténtica democracia, a superar una partidocracia diseñada por la dictadura militar.

Los Magistrados han tomado una decisión carente de una visión política que con toda claridad y conciencia comprendan los efectos negativo, de su decisión, para consolidar un Estado de Derecho. Insistir con el criterio que él TE es tema exclusivo de los partidos políticos por lo que reparten los tres cargos entre los partidos políticos, es no entender que el país lo integran todos los ciudadanos y que el Estado de Derecho es una tarea de todos no sólo de los partidos, la democracia la construyen todos los ciudadanos no sólo los organizados en partidos políticos. Haber diseñado el método de que cada magistrado lo designará cada uno de los órganos del Estado, supone la debida independencia y criterios también diferentes pero la percepción es qué hay una voluntad única que se impone a los tres órganos afectando tal independencia y sacrificando a la misma democracia secuestrada por la voluntad política.

_____________________

Redacción La Estrella de Panamá, 28 de octubre de 2022 / periodistas@laestrella.com.pa

Justicia que se negocia

“En pocas palabras, las decisiones de la Corte Suprema de Justicia se pueden negociar”

La designación del nuevo magistrado del Tribunal Electoral (TE) sorprendió, no tanto porque haya recaído en la figura de un conspicuo miembro del gobernante PRD, sino, porque la presidenta de la Corte Suprema de Justicia negoció el cargo, a cambio de una figura de su entorno que a su vez, ni siquiera estaba entre las diez recomendadas por la comisión que evaluó a los candidatos durante varias semanas. Si había esperanzas de que la justicia cambiaba con la designación de nuevos magistrados, sobre todo de mujeres, todo se desvaneció. En pocas palabras, las decisiones de la Corte Suprema de Justicia se pueden negociar. La justicia es un principio moral que se inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde. Cuando se analiza a profundidad la decisión de la Corte y sus repercusiones, no cabe duda de que la influencia puede más. Entre los 55 candidatos al cargo de magistrado del Tribunal Electoral, independientemente de si fuesen miembros de un partido político o no, había varios con altas credenciales para ocupar el cargo, muy, pero muy por encima del escogido. Lástima que se haya mancillado la esperanza de justicia en el país, porque lo que hoy tenemos son personas que siguen líneas de acuerdo a cómo se negocia. ¡Así de simple!

Anuncio publicitario

Gracias por su comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s