A las Naciones Indígenas aunque no fuese agosto

Por Lilian Guevara

Antes de la llegada de los invasores, los indígenas no eran indígenas, eran lo que eran.

Uso el término Pueblos Indígenas porque lo que reivindico no es el origen étnico ni territorial, ni el haber llegado primero al continente, sino los más de 500 años de lucha y resistencia como clase pueblo frente al opresor hegemónico. Por eso el día de los pueblos indígenas de Abya Yala no lo traza el calendario de las Naciones Unidas; lo marca el día uno de la invasión, el exterminio y el expolio: 12 de octubre de 1492.

«…lo que reivindico no es el origen étnico ni territorial, ni el haber llegado primero al continente, sino los más de 500 años de lucha y resistencia como clase pueblo frente al opresor hegemónico.»

Hoy, con las celebraciones del día y los brindis de la maquinaria de las instituciones de gobernanza global; hoy, con las medidas asistencialistas de las instituciones públicas que se aplauden a sí mismas; hoy, con todos los objetivos del milenio y las agendas exógenas, no existe para los pueblos indígenas verdad, justicia, restauración y reparación concretas. Aun más, el despojo persiste hasta hoy.

«…500 años de opresión han sido 500 años de músculo, de experiencia y de pertenencia en un todo. Por eso, tal vez podrían lograrlo antes que el resto y sin un solo dólar de cuota sindical.»

Solo el proyecto político indígena estratégico, emanado de sí mismo, empinado sobre sus contradicciones, podrá romper con esta segregación de facto y operar las transformaciones sociales, económicas y políticas profundas y radicales.

Si la causa nacional es todo menos indígena, tal vez la causa indígena nos llegue a dar la lección de hacer causa nacional. Pero ese cambio profundo requiere proyecto político propio, construcción de mayorías y determinación.

Enorme lucha hay por delante, pero 500 años de opresión han sido 500 años de músculo, de experiencia y de pertenencia en un todo. Por eso, tal vez podrían lograrlo antes que el resto y sin un solo dólar de cuota sindical.

A todas las naciones indígenas y en especial a las que amo, no les felicito ni les hago brindis. Solo les deseo sabiduría y fuerza en la gran jornada. Hermanos.

Anuncio publicitario

Gracias por su comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s