PORQUE LOS GOBIERNOS FRACASAN

Publicado en enero, contiene elementos acertados para analizar la actual crisis que atraviesa el país.  

20140716-093752-34672708.jpgAlgunas consideraciones sobre el artículo ya publicado en el diario La Prensa en Agosto de 2015 para confirmar la crisis de la situación política nacional en el transcurso de estos años.

Hemos sido testigos que la llamada DEMOCRACIA ha sido violentada por el progresivo deterioro de la calidad humana e incapacidad de los integrantes de los partidos políticos siendo éste “una de las causales del fracaso administrativo de la gestión gubernamental”.

Los partidos políticos, anteriores, durante y posteriores a la dictadura militar, que ambicionan en sus campañas llegar al poder político y económico, utilizan estrategias basadas en falsas promesas a cambio de un voto, que posteriormente llevan a la decepción de la población.

Los políticos mienten porque la gran mayoría del pueblo no tiene la adecuada formación ciudadana y los gobiernos no se preocupan en reformar los programas educativos, manteniendo la educación mediocre, no analítica, sin participación en la discusión y solución de los problemas nacionales y en su lugar ofrecen programas paternalistas que forman una sociedad improductiva prejudicial al país y al mismo gobierno.

Los funcionarios públicos electos o designados no son los más idóneos ya que ignoran los objetivos de sus cargos, ignoran sus responsabilidades y no fomentan discusiones previas y coordinadas necesarias para la planificación del desarrollo nacional.

Además de la incapacidad administrativa, lo que más agrava el fracaso gubernamental es la corrupción que continúa activa en los partidos políticos, como también en los gobiernos de turno, o sea, Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Contraloría General de la República y Procuraduría General de la Nación.

Otra institución que ha contribuido con la corrupción es la Superintendencia Bancaria y de Valores por su inoperancia en sus funciones de fiscalización.

Egon Zehnder, (http:www.egonzehnder.com),considera que el nombramiento de un ministro o director de una institución no debe ser 100% político, pues un ministro sin credibilidad y sin habilidad para organizar un buen equipo de trabajo puede paralizar los servicios públicos que estén bajo su responsabilidad”.

Decisiones equivocadas le hacen más daño al sector público que al sector privado con la consiguiente baja productividad, ineficiencia e ineficacia en la gestión pública, provocando el descontento y la protesta popular.

Dr. Gaston Dormoi.

Médico
Ced. 8 196 1008
Tel. 69302202
Email clinica26@cwpanama.net
Panamá, 01 de enero de 2017

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en La corrupción en Panamá. Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s