Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña

#FueraOdebrecht #BastaDeCorrupción #NoMásImpunidad #ExigimosRendiciónDeCuentas #JuegaLimpioPanamá

Miércoles 25 de enero a las 5:00 pm TODOS a la Iglesia del Carmen en Vía España

COMUNICADO

RESISTENCIA CIUDADANA CONTRA EL SAQUEO A LA NACIÓN

Como guardianes de la memoria histórica, el fortalecimiento de la identidad panameña multicultural y diversa, como defensores del patrimonio cultural e histórico de Panamá, sumamos nuestras voces de indignación ciudadana frente a la enorme ola de corrupción comprobada del escándalo Odebrecht y al peligro de impunidad de este saqueo a la nación panameña, dadas las reacciones del gobierno nacional y de las autoridades competentes, a todas luces tardías, ambiguas e insuficientes, que despiertan la legítima suspicacia ciudadana e incrementan la heredada decepción sobre nuestras instituciones democráticas.

IDENTIDAD, PIRATERÍA, CONTRABANDO Y CORRUPCIÓN

La historia colonial hispánica de Panamá estuvo plagada de piratería y contrabando como empresas privadas para el enriquecimiento personal y como estrategias de ataque al sistema imperial hispánico, aupados por imperios rivales europeos. Por otra parte, la propia corrupción del sistema colonial hispánico expresada en la frase “la ley se acata pero no se cumple” hacía lo propio internamente y era practicada por peninsulares y criollos hispanoamericanos. Esta corrupción colonial era también una estrategia de enriquecimiento personal por peninsulares y criollos hispanoamericanos. Y, al igual que la piratería y el contrabando exógenos, también era una estrategia de enriquecimiento personal, pero desde adentro, que desafiaba las leyes del sistema colonial y creó una casta oligárquica en la América Hispana.

Durante 500 años hemos destruido y construido sociedades y estados diversos con naciones multiculturales. En su devenir histórico, Panamá garantizó la viabilidad a largo plazo de la ruta interoceánica, pero no hemos podido liberarnos del estigma de la piratería, el contrabando y la corrupción en la construcción de nuestra identidad.

Desde 2016, llevamos un año de golpes muy graves a la identidad panameña, con los escándalos de Mossack-Fonseca, la Lista Clinton y Odebrecht. Si bien es cierto que se trata de una red de corrupción internacional, no es menos cierto que nuestro país ha creado plataformas jurídicas y financieras que las facilitan, las cuales forman parte de nuestro sistema institucional estatal.

EL SECRETISMO Y LA OPACIDAD PROPICIAN LA IMPUNIDAD

Hasta el momento, y a pesar de las advertencias de los movimientos ciudadanos (como el nuestro) sobre el riesgo de refrendar y seguir asignando proyectos a Odebrecht, las reacciones de nuestras autoridades son obstinadamente lentas e insuficientes, tanto de parte del Gobierno Nacional como del Contralor General de la República y del Ministerio Público.

Denunciamos el celo excesivo de silenciar la información de interés público como encubrimiento y contraria al mandato constitucional de salvaguardar los mejores intereses del Estado y la Nación Panameña.

Rechazamos la impunidad sistematizada por leyes hechas a la medida y por malas prácticas que apadrinan la corrupción.

LA TRANSPARENCIA O EL CAMBIO DE PARADIGMA EN PANAMÁ

Así como la corrupción es la columna vertebral para la desigualdad y la pobreza, la transparencia, inversamente, emerge como la principal herramienta para la equidad, la igualdad de oportunidades y el desarrollo humano.

La transparencia como valor cívico debemos abrazarla con entusiasmo ciudadano, como benefactora de nuestra nación. ¡Jamás la rechacemos en nombre de la soberanía nacional! Porque la soberanía del Estado no debe utilizarse como escudo de la corrupción, de dictaduras, lavado de dinero, evasión de impuestos y narcotráfico. La transparencia debe ser bandera para la liberación de los pueblos frente a la opresión y el saqueo de sus riquezas.

Las pruebas de corrupción internacional contra la constructora brasileña Odebretch, S.A. que inciden y señalan a funcionarios de alto nivel de nuestros gobiernos, a empresarios, bancos y a otros agentes panameños están a la vista y provienen de Estados Unidos de América, Brasil y Suiza, principalmente, porque en nuestro país ninguna de las autoridades correspondientes quiso investigarla. Y gracias a las pruebas provenientes del exterior podremos los ciudadanos panameños desmantelar la sistemática e institucionalizada corrupción en Panamá.

La ciudadanía militante considera que hoy tenemos la oportunidad de rediseñar la identidad de Panamá como el país con mayor crecimiento sostenible de la región, comprometido con la transparencia y la equidad como principales estrategias para su desarrollo humano.

Y nos resistimos a perder esta oportunidad de oro para combatir la corrupción institucionalizada que tenemos debido a la codicia desenfrenada de los grupos enquistados en el poder contra los intereses legítimos y desesperados de las mayorías en nuestro país.

PROPUESTAS

En consecuencia con lo anterior proponemos la realización de las siguientes iniciativas:

  • Políticas culturales que fortalezcan el sentido de pertenencia, la memoria colectiva y la ciudadanía de los panameños y panameñas.
  • Fortalecimiento de la educación en valores de solidaridad, honradez, amor al país y nuestra historia en las escuelas públicas y privadas.
  • Aprobación de una ley de contrataciones públicas que prohíba la participación en proyectos estatales de Panamá, de empresas con fallos de culpabilidad en materia de corrupción en nuestro país o fuera de él.
  • Aprobar una Ley electoral que obligue a partidos y candidatos a divulgar el nombre de sus donantes y patrocinadores y que permita al Tribunal Electoral divulgar esta información a requerimiento de cualquier ciudadano.
  • Aprobación de leyes que permitan a la Procuraduría de la Nación conmutar penas con individuos imputados por corrupción y delitos afines, a cambio de su confesión e información veraz que permita agilizar investigaciones que conduzcan a desmantelar redes de corrupción, lavado de dinero, evasión fiscal y narcotráfico. No obstante, estas negociaciones no podrán conmutar penas a menos de la mitad del tiempo, ni convertirse en mecanismo de impunidad.

¡BASTA DE IMPUNIDAD!   ¡EXIGIMOS RENDICIÓN DE CUENTAS!

¡JUEGA LIMPIO, PANAMÁ!

Ana Elena Porras Guizado, Coordinadora General, Céd. 8-161-596

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en La corrupción en Panamá, Luchas ciudadanas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s