DIEZ RAZONES PARA VOTAR CONTRA MARTINELLI

548925_384632474950283_1089750757_nMiguel Antonio Bernal

Este ha sido, sin duda,  el peor gobierno del último cuarto de siglo: Martinelli es un presidente vulgar en grado sumo, violador sistemático de la Constitución y los Derechos Humanos –por ejemplo: la represión en Colón causó la muerte de varios civiles; la represión en Changuinola causó 52 hombres heridos de perdigón en los ojos, algunos de ellos quedaron ciegos-; la represión en San Felix y la violenta represión de la Policía Nacional contra estudiantes del Instituto Nacional, violando la integridad del Nido de Águilas por primera vez en su historia: los policías invadieron sus aulas y extrajeron sus pistolas de reglamento.

Martinelli es un gobernante destructor constante de la institucionalidad –No ha respetado la Corte Suprema, la cual maneja a su antojo. Ver, por ejemplo, el caso del juez Alexis Ballesteros y la compra de los diputados tránsfugas-; y  acusado de corrupción –por ejemplo, los casos de Financial Pacific y Finmecannica-, nombramiento de los peores y más nefastos personajes en puestos sensitivos –por ejemplo, los casos del Fiscal Electoral, Ana Belfon, con un pésimo historial durante la dictadura, y Gioconda de Bianchini, la Contralora, una empleada de su confianza en sus empresas-.Sin olvidar la interminable lista de antidemocrátas y totalitaristas en diferentes dependencias

Martinelli inaugura obras y las publicita en tiempos electorales, pisoteando el Artículo 136 de la Constitución, para favorecer a su esposa, Marta Linares de Martinelli, candidata a la vicepresidencia de Panamá. 

1- Evitar que Martinelli instaure una dictadura

Esta es la elección más importante del último cuarto de siglo, porque Martinelli pretende permanecer en el Palacio de las Garzas, aunque inicialmente sea de conyuge, consorte o de esposo acompañante.

Después Martinelli –a través de su esposa Marta- reformará la Constitución, reduciendo de diez a cinco años o, eliminando la prohibición de reelección de los expresidentes.  Martinelli podría así, perpetuarse en el poder como hicieron los Somoza en Nicaragua, que martirizaron a ese país desde 1934 hasta 1979. Ya su hijo ‘Rica’ Martinelli debe estar afilándose los dientes, pensando en cuándo le toque su turno de ser presidente de Panamá.

Hasta el diario conservador norteamericano The Wall Street Journal lo ha dicho dos veces:

No hay duda de que a Martinelli le molestó que O’Grady destapara su jugada electoral. Los panameños recuerdan, y no con agrado, al dictador Manuel Noriega, removido del poder en 1989 por tropas estadounidenses. Si Martinelli tiene planes de convertirse en otro caudillo, debe ser valiente y decírselo a los votantes en lugar de esconderse detrás de la candidatura ilegal de su esposa”.

Pero será un tipo de caudillo nunca antes visto en la región, porque a diferencia de Somoza, Trujillo y Noriega que cuando llegaron al poder eran pobres, Martinelli posee una cuantiosa fortuna –con ella compró a los tránsfugas que le permitió controlar la Asamblea Nacional- y se graduó en una universidad norteamericana.

Martinelli aspira a tener todos los poderes a su servicio incondicional (como el Art 277 en la Constitución, version originas, del 72), que le permita que la Constitución se rehaga a su medida. Si Martinelli ganara las elecciones del 4 de mayo, al final del próximo período presidencial habrá nombrado a:

 images– Los nueve magistrados de la Corte Suprema.

– Los tres magistrados del Tribunal Electoral.

–  Todos los miembros de la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá.

–  Administrador del Canal

–  Todas las Entidades Autónomas y Semiautónomas

–  Contraloría, Procuraduría de la Nación y de la Administración

2- Para impedir que se elimine el derecho a huelga y se modifique el Código de Trabajo en perjuicio de los empleados

Según el diario La Prensa, Antonio Fletcher, candidato a vice alcalde capitalino del CD: “Actualmente trabaja en el plan de gobierno del candidato del ala oficialista, José Domingo Arias”.

El diario La Prensa informó el 29 de marzo de 2010:

Antonio Fletcher, vicepresidente de CoNEP, sostuvo que el Código de Trabajo necesita una reforma lo más pronto posible, porque la economía y el sistema productivo de Panamá han evolucionado en los últimos 25 años”.

Antonio Fletcher abogó por ignorar el Código de Trabajo, al realizar negociaciones colectivas, y disminuir el período de vacaciones, que los nuevos trabajadores sólo dispongan de una semana de vacaciones.

3- Evitar que se amplíe la brecha entre ricos y pobres

Es una vergüenza que en un país con un ingreso per cápita elevado, niños mueran de hambre. Aunque la economía panameña está teniendo uno de sus mejores ciclos de bonanza económica -como lo demuestran las altas tasas de crecimiento económico-, según el coeficiente Gini la inequidad social no ha disminuido significativamente.

Además, los trabajadores han visto reducida su  participación en el producto interno bruto (PIB): de 37,8% en el año 2000 a 30,3% en el 2012.

4- Impedir que continúe el incremento de la deuda pública

CADILLACAunque Panamá viene registrando altas tasas de crecimiento económico, la deuda pública ya pasa de $19 mil millones.

Más en 4 años que en 20 se ha endeudado el país. Para el período 2010–2013 la deuda pública se ha incrementado en 47,68%, el más alto en 20 años. Actualmente, la deuda representa el 39% del PIB. En los próximos dos años, la deuda crecerá más de mil millones de dólares por año.

Durante los cuatro períodos presidenciales anteriores al de Martinelli, el incremento de la deuda pública sumó 4 mil 460 millones de dólares; mientras que sólo en los primeros cuatro años y tres meses de este gobierno la cifra alcanzó los 5 mil 150 millones de dólares, sin considerar la deuda adquirida a través de los proyectos “llave en mano”, que cifras extraoficiales señalan que está en 2 mil 500 millones de dólares, que tendrán que pagarse entre el año 2015 y el 2019.

Además de la exclusión de las cifras de los “llave en mano”, en la deuda pública tampoco se incluyó los saldos de los compromisos de las empresas que fueron retiradas del registro del sector público no financiero por este gobierno como la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), la Empresa Nacional de Autopistas (ENA) y Tocumen S.A. Esto se hizo con el objetivo de cumplir con la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, que en el Gobierno de Martinelli de 2009 a la fecha, ha tenido cuatro reformas legislativas, para elevar el límite al déficit fiscal y, por tanto, de endeudamiento público, hasta un 3,1% en 2013.

Una buena cuota de responsabilidad la tiene el vicepresidente del Partido Panameñista,  Alberto Vallarino, que como ministro de Economía y Finanzas del Gobierno de Martinelli, diseñó e implementó una política económica que en vez de desarrollar el país, lo ha endeudado como nunca antes. Después de casi dos horas de almuerzo con Vallarino el 2 de agosto pasado, Martinelli declaró que Vallarino le había recomendado comenzar la ciudad gubernamental.

De mantenerse la actual política de expansión del gasto público, en el año 2019 la deuda pública se elevaría a veintiseis mil ($26.000) millones.

A lo anterior se le suman las denuncias sobre corrupción que se han hecho, incluyendo los sobrecostos.

5- Evitar que continúe el aumento de impuestos a la población

Es imprescindible ponerle fin a la política de aumentar los impuestos cada cinco años. Si Martinelli ganara el 4 de mayo, continuaría con la tendencia de incrementar los impuestos indirectos -como el impuesto de traslado de bienes materiales y servicios (ITBMS)- y reducir los impuestos  progresivos, lo que provocaría mayor pérdida del poder adquisitivo de los panameños de a pie; sobre todo teniendo en cuenta que el pago de la deuda pública Martinelli se lo cargaría al panameño de a pie.

El costo del servicio de la deuda pública estará por encima de mil millones de dólares por año, lo cual va a limitar fuertemente la capacidad de obtener nuevos financiamientos. Además, el país no va a registrar los mismos niveles de crecimiento que ha logrado en la última década, por lo que las finanzas públicas se verán afectadas.

La crisis de Venezuela incidirá negativamente en el crecimiento económico panameño. Lo mismo ocurrirá con la desaceleración china y la política monetaria de Estados Unidos de América que afectarán a las economías de América Latina y el Caribe, y, por ende, a la de Panamá.

También se tendrá el problema del atraso en la terminación de la ampliación del Canal, que no podrá darse hasta finales del 2016, por lo que no se podrán obtener los ingresos adicionales que se esperaban lograr en el año 2015.

6- Impedir que prosigan las obras públicas que son malas inversiones para Panamá

El Metro de Panamá es una mala inversión para el país, según un informe divulgado por el Instituto Cato, un think tank con sede en EEUU y de tendencia conservadora.

El informe destaca que el megaproyecto de 13,7 kilómetros de línea costará mil 800 millones de dólares. Para justificar esa inversión, se tendría que cobrar 15 dólares por cada pasajero por recorrido, según cálculos del Instituto Cato. El Gobierno prometió subsidiar gran parte de la tarifa del pasaje, pero no ha revelado la cifra.

Los costos de operación de la línea son tendencialmente más grandes que los ingresos por tarifas y los costos de mantenimiento del sistema crecerán hasta, al menos dentro de treinta años, al punto que la estructura vaya a necesitar reemplazos a un costo de 1 billón de dólares”, señala un extracto del informe.

El Instituto Cato hace hincapié en la mala decisión del Gobierno de Panamá al optar por un sistema ferroviario cuyas estimaciones de capacidad de transporte no se adaptan a la realidad, y plantea opciones más económicas que pudieron haberse implementado.

Los costos de mantenimiento para el sistema crecerán hasta que dentro de unos 30 años, gran parte de la infraestructura tendrá que ser reemplazada a un costo probable de más de mil millones de dólares.

El documento anota que el Gobierno de Martinelli hizo la inversión supuestamente porque la Ciudad de Panamá necesitaba un sistema ferroviario debido a la falta de capacidad de los autobuses para movilizar pasajeros, pero el Gobierno ha diseñado y está construyendo un sistema de tren de baja capacidad que no va a ser capaz de mover más de 6 mil 400 personas por hora. En comparación, los buses pueden transportar más de 10 mil personas. La cifra crece a 17 mil pasajeros por hora, si se utilizan autobuses de dos pisos.

Por su parte, un estudio de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), revela que hay sobrecostos en la línea uno del nuevo sistema ferroviario, cuya extensión va de Albrook a San Isidro.

Tras la divulgación del informe técnico y económico que realizó la comisión vial de la SPIA, en donde se plantea que el Metro de Panamá requerirá $194 millones por año para hacer frente a gastos de operación y financiamiento, han surgido nuevas dudas sobre otros aspectos.

La principal inquietud radica en cuál será el valor del pasaje real del nuevo sistema ferroviario y si con los trabajos pendientes que tiene la obra, como la reparación de la vía Transístmica, se pueden generar más costos.

José Antonio Domínguez, exministro de Obras Públicas, señaló que el Gobierno debe aclarar quién reparará esta transitada vía que tiene “enormes huecos”.

Por su parte, Raúl Moreira, presidente del Colegio Nacional de Economistas, manifestó que ya el usuario debería saber el precio del pasaje del Metro, porque así se puede determinar cuánto será el subsidio que se debe otorgar para que el sistema opere correctamente.

Tanto Moreira como Domínguez respaldaron el informe de la SPIA y consideran que debió investigarse y estudiarse el proceso de construcción desde el principio.

7- Evitar que continúe el deterioro físico de las escuelas

Tenemos Metro, cintas costeras y puentes con sobrecostos, pero prosigue el deterioro físico de las escuelas. El Gobierno de Martinelli habla de una inversión del 38% del PIB en educación, pero está incluyendo a las becas universales, el regalo de computadoras, la Red de Oportunidades e internet gratis, pero omite hacer algo tan elemental como tener las escuelas en buenas condiciones cuando comienza el curso escolar.

8- Impedir que se amplíe la brecha entre los panameños que reciben una buena educación y a los que se les niega esa posibilidad

Es una vergüenza que en un país con un ingreso per cápita elevado, no se haga nada por mejorar la educación, y la enseñanza universitaria continúe en caída libre.

La ministra Lucy Molinar ha contribuido significativamente a que se hayan producido más desastres en cinco años que en cincuenta.

Lo más vergonzoso en su comportamiento es impedirle a las nuevas generaciones de panameños que conozcan su historia. En ella brillan por su ausencia la justicia y los valores cívicos.

A Lucy Molinar no se le puede perdonar, porque ella sí sabe lo que hace. Ella se graduó en una excelente universidad de Chile; por lo tanto, ella sabe que las universidades panameñas son una caricatura de lo que debe ser una universidad.

Estas noticias ratifican la pésima gestión de Lucy Molinar como ministra:

http://noticias.aeve.net/2014/02/la-gestion-martinelli-en-educacion.html

http://www.critica.com.pa/notas/1704687-molinar-lamenta-posicion-asumida-docentes-del-instituto-america#sthash.MDD28JFF.dpuf

http://www.prensa.com/impreso/panorama/admiten-querella-ministra-lucy-molinar/280406

9- Evitar que prosiga el deterioro de la atención de la salud

Es una vergüenza que en un país con un ingreso per cápita elevado, se haya producido la muerte de al menos 23 pacientes en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social (CSS) a causa de la bacteria Klebsiella Pneumonie Carbapenemasa (KPC).

Es una vergüenza que Panamá sea uno de los países que está rezagado en la implementación de medidas para responder a la pandemia ocasionada por el VIH Sida entre jóvenes y adolescentes latinoamericanos.

Y que se siga haciendo negociados con la construcción (ficticia) de hospitales. Además del sobrecosto de los medicamentos!!

 10- Impedir que continúe el deterioro de la calidad de vida

Es una vergüenza que existan obras públicas con inmensos sobrecostos, mientras centenares de miles de panameños carecen de servicios de agua y alcantarillado, así como de aceras por donde caminar.

La calidda de vida se ve erosionada por la falta de seguridad de todo tipo.

La votación del 4 de mayo

SONY DSCLes pido votar en contra de Martinelli. La abstención y el voto en blanco favorecen a Martinelli y, por ende, a la dictadura que pretende instaurar.

 Panamá, a  los veinitocho días del mes de abril del dos mil catorce

©alternativadigital.net

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Dictadura Civil, ELECCIONES EN PANAMÁ y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DIEZ RAZONES PARA VOTAR CONTRA MARTINELLI

  1. KYRIA JAEN dijo:

    Y muchos no sabemos de los transfondos que hay en todo este gobierno porque obvimente nadie quiere decir las verdades, por mi parte mi NO al titere de MARTINELLI es rotundo porque blasfemia fue decir que se metio en los zapatos del pueblo, porque las deudas de todas sus locuras ironicamente nos caeran a este pueblo.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s