LA CUESTIÓN ESTÁ EN LOS MÉTODOS

Ngäbes y Buglés 1983El vanguardismo que invade el Continente se ha convertido en una especie opio de las poblaciones. Investido de un monumental andamiaje de argumentos tácticos y estratégicos, tan paralizantes como oportunistas, deciden, cuáles son y cuáles no son, las organizaciones o movimientos sociales revolucionarios válidos.

Ungidos del poder que da la rentabilidad lograda a través de espacios académicos o camuflados en instituciones, ONGs y/o ministerios, se creen, con el derecho divino de decidir, cuando han madurado las condiciones para la lucha, y cuando no. Si deciden que no están “maduras” las condiciones para la lucha, aunque la gente se pudra de tanta hambre y miseria, nada debe acontecer y el status quo debe continuar. Y si algo se intenta… van a la carga para boicotearlo.

Todo lo que ellos no dominan, controlan o dirigen, como se hace con los caballos, hay que ponerlo bajo sus riendas o, destruirlo. Abundan los ejemplos de genuinas, auténticas e indispensables ORGANIZACIONES BÁSICAS COMUNITARIAS (OBC) coptadas o aplastadas por el vanguardismo.

Bien podemos aplicar aquí la máxima de Paulo Freire dedicada a la educación… “nadie educa a nadie, nos educamos en comunidad”; de la misma manera y con la misma lógica liberadora, podemos afirmar: nadie libera a nadie, nos liberamos en comunidad. A otro perro con ese hueso de los comandantes supremos y las vanguardias infalibles.

Todo mi respeto para los que respetan; para los INDIGNADOS; para los movimientos sociales y las múltiples organizaciones básicas comunitarias que han superado al vanguardismo. Respeto para organizaciones en Panamá como el “Kolectivo” que promueve, respalda y acompaña la participación ciudadana, allí donde surge, de manera desinteresada y sin pedir nada a cambio.

Respeto para los que afanosamente buscan INTERLOCUTORES y no seguidores, sin mediar en tácticas y estrategias controladas y muy interesadas.

NO creo en las vanguardias tranquilizantes y adormecedoras, “impolutas”, “inmaculadas” que se consideran los auténticos y poseedores únicos de la VERDAD ABSOLUTA. No creo en los que amarran cara y se proclaman únicos y verdaderos dirigentes y comandantes supremos. Creo en la gente, en las comunidades organizadas, en los movimientos sociales y en las Organizaciones Básicas Comunitarias.

Las vainas que uno tiene que ver por los de la auto nombrada vanguardia que ahora hace carrera por firma y voto. Como siempre, cero interés en las personas y los interlocutores. En el balance que hacen, igual que la oligarquía, predominan sus mezquinos intereses. No importa si es en la derecha o en la “izquierda”, las SECTAS siempre actúan y reman al margen de los intereses de la comunidad.

Héctor Endara Hill

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Luchas ciudadanas, Otro Panamá es posible. Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s