LA 69 DEL MARTINELISMO

¡UNIDOS TODOS CONTRA LA PRIVATIZADORA LEY 69!

MOVIMIENTO POPULAR UNIFICADO

La palabra privatización no aparece en ninguno  de los articulados de la ley 69. Tampoco ninguna de sus formas, es decir, externalización, venta de activos estatales o concesión administrativa. Entonces,  ¿dónde está el truco?

La sola traída de persona extranjero técnico de salud en general al país es el truco. Traer personal que a la postre termine por competir con personal panameño de todo el sector salud aceptando sueldos mejores que en sus países pero más bajos que los de los panameños, es privatizar, puesto que lo que se quiere es abaratar el costo de la mano de obra como paso inicial para proceder a ejecutar cualquiera de las formas de privatización que se formule.

Está en todas las cartas de ajuste estructural que los diferentes gobiernos patronales desde el régimen militar hasta los últimos cinco gobiernos del régimen de la invasión han firmado con los agentes del Gran Capital Internacional, es decir, las IFIS (FMI, Banco Mundial, BID, etc) y ninguno ha rechazado tales ajustes, es decir, todos están de acuerdo. Cada uno ha dado su grano de arena para tales fines.

La patronal administración Martinelli contribuye con la ley 69 y algunas cositas más como la externalización de los servicios administrativos de la Ciudad Hospitalaria y las concesiones administrativas en las áreas indígenas. No es más que un plan solapado de privatizarlo todo, justo la política neoliberal, un cáncer que hoy corroe todos los derechos de millones de trabajadores en Europa, USA y todo el centro del mundo capitalista; so pretexto de ser la vía  mediante la cual se solucionará la crisis capitalista, mientras, socializan las deudas contraídas por los bancos y estos obtienen pingües ganancias que no comparten con los trabajadores.

Si el propósito no es privatizar, ¿dónde está lo consensuado en las conversaciones con el gremio médico? No está el período término de estadía de los profesionales extranjeros, tampoco  su uso exclusivo en las áreas rurales y apartadas. Ni la evaluación y vigilancia de su idoneidad por parte de las debidas corporaciones gremiales y gubernamentales. No hay nada especificado.

Pero también el solo hecho de formular una política basada en médicos especialistas (léase de hospital) y edificar megaobras hospitalarias revela el muy pobre sentido de la política de atención médica. Mientras el mundo sabe que tal política debe basarse en la atención primaria y secundaria, es decir, prevención individual y colectiva, además de atención de enfermedades que no necesitan de hospitalización, las cuales son la enorme mayoría; la administración Martinelli se dedica a la atención terciaria (hospitales y médicos especialistas) en contraposición a todo el conocimiento médico universal actual. ¿Negocio a la vista?

Luchar contra toda forma de privatización, sea abierta o solapada, es no dejar conculcar nuestros derechos como trabajadores y como seres humanos con necesidad de atención médica preventiva y curativa.. Un solo derecho que perdamos inicia la pérdida de todos los demás.

Por ello es necesario la convocatoria a una gran unidad de todos los gremios propios de la clase trabajadora, es decir, de los profesionales, de los técnicos y de los obreros con la finalidad de defender nuestros derechos, con la finalidad de defender nuestro derecho a la vida.

¡NO A TODA FORMA DE PRIVATIZACIÓN!

Panamá, 17 de octubre de 2013

—–

¿NECESITAMOS PROFESIONALES Y TÉCNICOS DE LA SALUD EXTRANJEROS?

MAURO ZÚÑIGA ARAÚZ

Los panameños necesitamos que se nos respete dos derechos humanos fundamentales: el derecho a no enfermarnos y el derecho a tener a nuestro médico de cabecera, al médico amigo que conozca  nuestra historia clínica  familiar y nuestro entorno físico, social y laboral.  El gobierno tiene la responsabilidad constitucional de mantener a la población dentro del polo de la salud, esto es, a NO ENFERMARSE. Los gobiernos  confunden Salud con Enfermedad, ya que al hablar de Salud se refieren a la construcción de hospitales, que no son más que el fracaso de una política de salud que debería estar destinada a proteger y promover la salud. Nos enfermamos por la desnutrición que deprime al sistema inmunológico y deja al organismo vulnerable para   adquirir cualquier tipo de enfermedad (hay medio millón de personas que no tienen dinero para comer). Nos enfermamos por  comer alimentos tóxicos, como es la comida chatarra, los cereales del desayuno, los refrescos artificiales, las dietas grasosas, las carnes de animales que los alimentan con ácidos grasos omega 6 y hormonas, etc. Esta dietas, junto al estrés crónico, la angustia y la depresión,  son las responsables de la explosión de la Obesidad, Diabetes, Enfermedades Cardiovasculares y Cánceres. Para evitar que la gente se enferme URGE que el gobierno desarrolle políticas sociales desatinadas a redistribuir la riquezas para abolirá la pobreza; pero igualmente tiene que iniciar una campaña mediática intensiva  para orientar sobre los buenos hábitos dietéticos de la población, y el Ministerio de Educación en vez de estar pensando en la manera que reprime a los estudiantes debe iniciar desde primer grado los cursos de la buena nutrición.  Estas políticas sociales deben incluir la reducción de los factores que generan estrés, ansiedad y depresión y lograr  el pleno y bien remunerado empleo, una canasta básica accesible a todos, un transporte rápido y seguro, reducción de los niveles de inseguridad, etc. El gobierno también tiene la obligación de iniciar políticas ambientales destinadas a  reducir la contaminación, que son factores generadores de enfermedades.

Ahora bien, cuando una persona se enferma debe tener el derecho a su médico de cabecera. De esta manera se organiza la atención primaria, que es el primer contacto del paciente con el sistema de salud. Esta atención primaria está a cargo de los médicos generales y los médicos familiares.  Cuando un paciente requiera la atención de un especialista, se le envía una referencia y se recibe de vuelta la contra referencia. Con la implementación de este modelo, las citas con los especialistas se reducirán de manera significativa y la necesidad de una cita se obtendrá solo en un par de días. Esto explica que los médicos panameños son suficientes para atender a toda la población de manera continua y adecuada. Es más, la implementación del médico de cabecera reducirá  la necesidad de hospitalización, ya que los pacientes serán atendidos en su hogar con todo el equipo de salud, salvo los pacientes que requieran un monitoreo permanente o sean sometido a cirugías mayores.  Para implementar ese sistema sólo se necesita  VOLUNTAD POLITICA.  Cuando fui Director de los Servicios y Prestaciones Médicas de la CSS iniciamos el modelo y en 3 meses adscribimos a más de 60,000 pacientes a sus respectivos médicos. Este modelo no le costó ni un solo real a la CSS.  Considero que en caso de que se requiera a un profesional o técnico de la salud en un sitio de difícil acceso y que no exista ningún nacional para cubrirlo se puede permitir la contratación de un extranjero siempre y cuando se garantice que la formación será igual o mejor que la impartida a los nacionales, para así garantizar que la calidad de atención será de primera.

La Ley 69 está casada a la privatización de la Ciudad Hospitalaria, por eso el Presidente no la quiere derogar. La huelga de los profesionales y técnicos de la salud dejó al descubierto las perversas intenciones del gobierno de privatizar los servicios de salud, para beneficiar  única y exclusivamente a las corporaciones privadas que lucran con la salud.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Dictadura Civil, Luchas ciudadanas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s