Exigir la Derogación de la 69

¿Porqué exigir la derogación de la Ley 69 y no aceptar el anteproyecto de ley propuesto que modifica y pone parches a la Ley 69?

· El anteproyecto de ley presentado incluye un evidente intento de dividir y debilitar la unidad que ha caracterizado el movimiento contra la Ley 69 y por el rescate del sistema público de salud del país:
o Según el artículo adicionado 16-A, los incentivos que serán otorgados de 50% a 100%, solo beneficiarán a los médicos especialistas panameños; no así a los médicos generales, enfermeras, asistentes de enfermería, veterinarios, odontólogos, licenciados en tecnología médica, de control de alimentos, de control de vectores, de radiología médica, educadores para la salud, psicología, nutrición, farmacéuticos, entre otros, que también ejercen sus labores en el interior de la República.
o Según el artículo adicionado 17-A, las becas de especialización en el extranjero, solo serán otorgadas para médicos, no así para enfermeras, asistentes de enfermería, veterinarios, odontólogos, técnicos de laboratorio, de control de alimentos, de control de vectores, de radiología médica, educadores para la salud, psicología, nutrición, farmacéuticos, entre otros, cuya especialización en el extranjero también reforzarían la formación, competencias y producción de la fuerza laboral de la salud.
· El anteproyecto de ley presentado perpetúa incongruencias de la Ley 69 que han sido señaladas a saciedad por gremios de la salud y recalcadas por múltiples organizaciones de la sociedad civil:
o Según el artículo 8 modificado, persiste el contrato de profesionales o técnicos de la salud extranjeros por periodos de “un año prorrogable”, que choca frontalmente con “un año no prorrogable” establecido en la Ley Orgánica de la CSS, y que acarrea muchas otras implicaciones.
· Finalmente el anteproyecto de ley presentado no ha sido capaz de asimilar las principales reivindicaciones y propuestas de los gremios de la salud y de múltiples organizaciones de la sociedad civil organizada:
o La Ley 69 continúa ignorando en su articulado la necesidad de una efectiva coordinación entre el MINSA, la CSS, los Centros formadores de recursos humanos y los gremios de la salud, para establecer la situación de salud, las necesidades de la población, el ordenamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos necesarios para rescatar el sistema público de salud del país y garantizar el pleno ejercicio del derecho a la salud consignado en nuestra carta magna.
o Por lo anterior, no es extraño que la Ley 69 que, según el enunciado de la Exposición de Motivos de la Ley, “busca resolver la escasez de Profesionales y Técnicos de la Salud en las áreas del interior de la República de Panamá que no cuentan con la atención médica requerida”, no haya establecido un término para la vigencia de la Ley 69, para que cese su efecto una vez resuelto el motivo por el cual se prohijó dicha Ley.
En conclusión, La Ley 69 tiene que ser completamente derogada en primera instancia. Colocar parches inconsultos en una Ley defectuosa, como se pretende, no es aceptable, ni mucho menos potable.

Drs. Betts

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Luchas ciudadanas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s