POR LA NACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA METROBUS Y EL SERVICIO DE RECOLECCIÓN DE BASURA Y ADMINISTRACIÓN DE DESECHOS

Durante el mes de marzo de 2013 hicieron eclosión dos importantes servicios públicos de la ciudad de Panamá que son manejados por sendas empresas privadas que, además reciben millonarios subsidios públicos por el mal servicio que prestan: METROBUS y la administración del vertedero de cerro Patacón por la empresa URBALIA PANAMÁ, S.A.

Los “diablos blancos” de METROBUS

Con la salida de los últimos “diablos rojos” y la entrada en vigencia del monopolio absoluto de la empresa METROBUS (subsidiaria de la colombiana MI BUS) en la capital panameña, quedó evidenciada la incapacidad de esta empresa de brindar un servicio de transporte eficiente para centenas de miles de personas que diariamente usan el transporte público.

Semanas antes de la entrada en vigencia de este monopolio, una huelga de choferes que exigía el pago prometido de un salario base de 700 balboas mensuales, terminó con el despido de 800 trabajadores de METROBUS. Despidos avalados por el Ministerio de Trabajo que han tenido repercusión directa en la calidad del servicio que presta la empresa.

Decenas de miles teniendo que madrugar a las dos o tres de la mañana para tratar de conseguir un transporte que les lleve a sus trabajos o escuelas antes de las 7 – 8 a.m., o a la hora del retorno a sus casas. Larguísimas colas y rebatiñas para abordar los pocos buses disponibles. El incumplimiento evidente de las frecuencias acordadas. La carencia de puestos de recarga de tarjetas que, además de no ser gratis, implican el pago adelantado de un servicio que no se recibe. Y, cuando, por fin, se ha abordado, se debe viajar literalmente “como sardinas en lata”.

Todas estas quejas ya se conocían en las rutas que habían entrado en vigencia con antelación (Tocumen-La “24”), pero el gobierno de Ricardo Martinelli y la Autoridad de Transporte (ATTT) no sólo no obligaron a la empresa METROBUS a cumplir, sino que le han pagado multimillonarios subsidios (cuya cuantía no está clara). ¿Quiénes son los socios panameños y colombianos detrás de este monopolio? Nadie lo sabe.

El 8 de marzo pasado, mediante Resolución 02, la ATTT le regaló a la empresa METROBUS cuarenta y nueve (49) millones de balboas por la compra de cuatro lotes donde estacionar sus buses. Sin contar el subsidio de 31-39 centavos por pasajero para mantener el precio a 25 centavos (cuyo costo la empresa cuantifica en 64 centavos). ¿Cuánto totaliza anualmente este subsidio? Se estima que entre 30 y 50 millones de dólares anuales. Sin mencionar que el contrato establece que al entrar en vigencia todas las rutas el pasaje subiría de 25 a 45 centavos.

Con justa razón la gente clama por aumento de la cantidad de buses, de las frecuencias, por la apertura de nuevas rutas y rutas que se han cerrado, y por mayores puestos de recarga de tarjetas. Pero estas demandas chocan contra el afán de lucro del nuevo monopolio del transporte.

El fuego de Patacón y el negocio de URBALIA

En marzo, el efecto combinado de la sequía y la ineptitud de la empresa que administra el vertedero de la ciudad, en cerro Patacón, se inició un fuego de grandes proporciones que sumió a la ciudad en el humo. El Estado tuvo que a gastar millones en la extinción del incendio.

El fuego de Patacón sacó a la luz el negociado detrás del manejo del vertedero. El diario la Estrella (27/3/2013) denunció que el vertedero fue traspasado a la empresa “española” URBASER PLOTOSA, S.A., por el ex alcalde de la ciudad y hoy candidato presidencial del PRD, Juan C. Navarro. El contrato de concesión a 15 años, implicaba supuestas inversiones de la empresa por 30 millones de balboas para producir energía con los desechos.

En 2011, con el actual gobierno, Urbaser declara tener “turbulencias financieras” y haber invertido 10 millones (de los 30 prometidos), recibe un “regalito” (subsidio) de 22 millones de balboas para un “estudio” sobre el manejo del vertedero, estudio que ya había sido hecho por la Agencia de Cooperación japonesa (JICA). Y decide traspasar su concesión, por 12 millones, a la empresa colombiana INTERASEO (bajo la denominación de URBALIA S.A.), cuyo dueño es William Vélez, familiar del cuestionado ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

Interaseo y Urbalia S.A., son a su vez dueños de REVISALUD, acusada por la negligente recolección de la basura en el distrito de San Miguelito. REVISALUD es la mejor prueba del fracaso de la privatización de la recolección de la basura en todos los municipios en que se ha implementado. Y, en el caso del municipio de Panamá, donde la privatización fracasó hace años y es implementado por una entidad pública (Autoridad de Aseo), el servicio sigue deficiente por falta de presupuesto y la negligencia del gobierno.

Beneficios privados, maleficios públicos

Tanto el desastre del transporte público en la ciudad de Panamá, como el desastre de la recolección y manejo de la basura urbana, tienen un denominador común: la privatización de los servicios públicos. Para colmo, ahora el gobierno se propone avanzar con la privatización indirecta del agua, con el proyecto de “Autoridad del Agua” que se discute en la Asamblea.

La privatización de los servicios públicos sólo conducen a pingües beneficios privados a costa del erario publico y el bienestar de toda la sociedad. Ya se habían visto efectos similares con la privatización de la electricidad y la telefonía, que sólo han significado servicios públicos caros y malos para el pueblo panameño.

El Movimiento Popular Unificado (MPU) sostiene la única manera de mejorar los servicios públicos, salir del caos actual, garantizar calidad y bajos precios es con la NACIONALIZACIÓN de los servicios públicos, empezando por METROBUS y la recolección y manejo de la basura. Pero la sola nacionalización no es suficiente: exigimos que se creen entidades públicas en cuya junta directiva participen organizaciones representativas de la sociedad, los gremios y los usuarios que reciben el servicio.

Movimiento Popular Unificado
Panamá, 6 de abril de 2013.
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en La corrupción en Panamá, Luchas ciudadanas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s