ESTOS DESASTRES, ¡NO SON NATURALES!

La falta de políticas y prácticas de prevención y alerta temprana, así como la falta de coordinación de autoridades e instituciones ha sido la tónica en los dolorosos acontecimientos que se han dado en el país.

Son lamentables los desastres que en estos días han cegado la vida de tres ciudadanos y han herido la esperanza de miles de personas que han perdido viviendas, puestos de trabajo, pequeños negocios y empresas. Contrario a lo que se piensa, NO se trata de “desastres naturales”, sino, de una compleja confluencia de factores a los que urge investigar y analizar profundamente.

Debemos proponernos entender y establecer políticas claras y eficaces que garanticen y cumplan con los estudios requeridos para una adecuada planificación en el establecimientos de nuevos núcleos poblacionales.

Los panameños, especialmente los comunicadores que trabajan en medios masivos, tenemos que evitar los consabidos clichés que, de manera inmediata y alegre, catalogan como “desastre natural” a todo fenómeno natural, propio de la época y de los actuales ecosistemas. No podemos, ni debemos sustraer la responsabilidad humana implícita en estos acontecimientos, sin el riesgo, de repetirlos cíclicamente y con mayor fuerza. Insistir en catalogar como “desastre natural” los sucesos actuales, es una forma de otorgarle carta de IMPUNIDAD a los responsables de los factores humanos entretejidos en la configuración de estas desgracias.

Lamentablemente, la misma irresponsabilidad y frialdad con la que las autoridades promueven y autorizan actividades criminales, tales como: la minería metálica y los mega proyectos hidroeléctricos, en el campo; en las ciudades, realizan cambios arbitrarios a códigos de zona, y otorgan permisos de construcción y ocupación, que contradicen el mínimo sentido de ordenamiento territorial y planificación urbana.

Es imperdonable que, con todos los avances científicos y técnicos con los que hoy contamos, se construyan barriadas que, en poco tiempo son arrasadas por corrientes de aguas y temporales provocados por lluvias, propias de la estación de un país tropical, como lo es Panamá.

La advertencia sobre los daños que están causando las nefastas políticas consumistas del capitalismo, en su actual fase de globalización neoliberal, han sido ampliamente documentada por la comunidad científica internacional, en multiplicidad de foros nacionales, regionales, internacionales y mundiales.

Los países más prepotentes del mundo, continúan su acelerada carrera hacia un progreso enloquecido. Aferrados a un consumismo sin límite, agotan, vertiginosamente, los recursos no renovables del Planeta. La incultura del, “úselo y tírelo”, resulta rentable para el crecimiento y la acumulación de riquezas monetarias; pero a la vez, altamente contaminante y destructora de los recursos y las riquezas contenidos en los ecosistemas.

El cerebro y el corazón de los que dominan y mantienen el poder dentro de la especie humana, “respiran” por el bolsillo y por sus cuentas bancarias. Esta gente nos hacen creer -con torcidas e interesadas ideologías- que, somos una especie superior, llamada a dominar, someter, explotar, concentrar y acumular. Esta estrecha y enfermiza visión del mundo y las relaciones entre los seres vivos con la naturaleza, solo nos puede llevar al descalabro y la barbarie. Así es como llegamos al actual sistema de economía salvaje que pone el interés particular; el negocio, el lucro y la ganancia fácil, por encima del bien común. Aquí, imperan las políticas de privatización, frente a las políticas publicas.

Panamá, país de la periferia, en cuando a los países prepotentes se refiere, hace esfuerzos desesperados y absurdos para mantener el ritmo de crecimiento que impone el sistema mundial, que lógicamente, busca el beneficio propio a costa de los recursos y las riquezas de los países dependientes como el nuestro. La historia del sometimiento y la dependencia colonial, de otras décadas, a variado de forma y manera, pero su esencia avasalladora, siguen siendo la misma.

Los panameños de a pie, no podemos “esperar” nada diferente, de lo que están dispuestos y capacitados a “dar” los gobiernos engendrados y nacidos fruto de la farsa de los procesos electorales. En la actualidad el sistema está determinado y configurado por la partidocracia, que no oculta ni se ruboriza ante su papel de sirvienta a los intereses transnacionales.

La conciencia ciudadana, y con ella, su capacidad de organización y lucha, se mantiene aprisionada por un sistema político de democracia restringida que trata de impedir, a toda costa, la urgente y necesaria transformación profunda que requiere la Nación panameña.

No asistimos a un desastre natural. Sufrimos los desastres configurados por la pésima política ambiental, social, cultural y económica que nos impone una minoría oligárquica. Minoría que se ha adueñado de las riquezas y los recursos del país. Marginados y sometidos; las mayorías nacionales, andan como parias en su propia tierra, mendingando inversión social y políticas públicas que los regímenes oligarcas, jamás nos darán por cuenta propia.

Resulta imposible analizar los actuales desastres que afectan el país, sin pedirle cuentas a las instituciones gubernamentales; o sin analizar los nefastos intereses económicos que están determinando, de manera ilegítima, la planificación y el ordenamiento territorial que atiende el crecimiento de la población.

En las zonas urbanas de las principales ciudades de provincias, ante la presión de empresarios y constructores inescrupulosos; que además, cuentan con la complicidad de las autoridades, se avalan amañados Estudios de Impacto Ambiental; se otorgan cambios de código de zona y se dan permisos de construcción para edificios, negocios o comercios que riñen con los principios de zonas establecidas como áreas residenciales. De esta manera, se violentan derechos ciudadanos establecidos en la Constitución Política y en leyes nacionales.

Letrero en la entrada de la comunidad de Arco Iris en Colón afectada por un desastre que no tiene nada de natural. Los responsables deben ser identificados y procesados.

No más IMPUNIDAD.

Que los responsables de estos desastres salgan a flote y enfrenten la luz de la justicia. Basta YA. Que se detengan las estúpidas políticas gubernamentales que promueven la minería metálica con su enorme secuela de crímenes al ambiente y a las comunidades.

Que se pare la construcción de mega proyectos hidroeléctricos que desplazan comunidades de pueblos originarios y campesinos. Que se respeten el patrimonio nacional y monumentos históricos, por encima de las inversiones y los negociados. Que no se tale ni un solo árbol de los manglares. La eliminación de manglares y la tala de los mismos, deja en la intemperie comunidades enteras y las programa para los próximos desastres.

Estamos obligados a parar los negociados de constructores, comerciantes y empresarios inescrupulosos que imponen sus condiciones, violando leyes y normas establecidas. Parar la complicidad de las autoridades, que promueven y favorecen proyectos desastres, diminuyendo la calidad de vida de los ciudadanos y dando pie para los desastres como los que ahora nos aplastan.

Héctor Endara Hill

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, La corrupción en Panamá, Otro Panamá es posible, Panamá libre de minería metálica a cielo abierto y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ESTOS DESASTRES, ¡NO SON NATURALES!

  1. rica1lasso dijo:

    Toda mala planificación trae estas consecuencias, basta ya de tanta impunidas! Este escrito no puede ser mas claro, conciso y preciso!

  2. Pingback: San Francisco Panamá

  3. Vielka Gonzalez dijo:

    Excelente escrito, suena desesperante, pero es nuestra triste realidad, hay que ponerles un alto y exigir, no mas de todo esto, por favor, los ciudadanos de a pie nos merecemos vivir bien, sin exponer a nuestras familias a tales desgracias.

  4. Sonia dijo:

    TOTALMENTE DE ACUERDO CON LAS DOS OPINIONES ANTERIORES,SE ACUERDAN COMO LOS INDIOS GNABE BUGLE PELIARON POR LOS PROYECTOS HIDROELÉCTRICOS Y SALIO UNA DIPUTADA INSULTANDOLOS Y TRATANDOLOS DE DROGADICTOS Y BORRACHOS,PUES TENÍAN TODA LA RAZÓN,ES NECESARIO QUE EL PUEBLO ABRA SUS OJOS O DE LO CONTRARIO LAS DESGRACIAS VAN A SER MAYORES

  5. Amarillys Taylor dijo:

    Clarísimo, lo que estamos pasando, sufriendo porque no hemos reaccionado a todos los insultos a nuestra inteligencia a los cuales nos somete la minoría gobernante. Lo digo y lo repito, necesitamos castigos ejemplares para los responsables de tantos desastres , de tantas muertes injustas. Es la certeza de la impunidad lo que hace que estos criminales sigan cometiendo sus crímenes porque saben que gozan de la impunidad en el país en donde todo se compra y todo se vende para beneficio de unos pocos y desgracia de muchos. Sin nuestra reacción ciudadana, firme, ejemplar, constructiva pero exigiendo una acción judicial adecuada y pronta, no podremos hacer los cambios que necesita nuestra sociedad.

  6. victor sanchez dijo:

    ojala el gobierno se de por aludido y se investigue e investigue, aunque lo dudo.

  7. herminio perez cisnero dijo:

    Ojala aprendamos a ser mas responsables en creer,pensar disernir y apoyar figuritas de estanterias

  8. Pingback: ANTE LA CATÁSTROFE DE LAS INUNDACIONES: | San Francisco Panamá

  9. Rogelia Gilman dijo:

    Rogelia Gilman opina de esta manera; Ya es tiempo que la raza humana entiena que no puede seguir pariendo tanto chiquillos,los hombres despues de tener los hijos que puede mantener monetariamente deve hacerse la operacion para no tener mas hijos. Las mujeres tambien tenemos que parir hijos a un solo hombre. Porque el problema del mundo es la Superpoblacion que demanda lugar para vivir y al final hemos destruido nuestros recursos naturales, Y por favor no meta a Dios en esto.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s