Cerrar la fábrica

Hace tiempo escuché esta conversación en un elevador:

Y qué? ¿Ya cerraron la fábrica?– preguntó un hombre a una mujer de unos 35 años.

Sí, ya me operé. Con dos hijos, sufi– respondió la mujer sin inmutarse.

Hace un tiempo también, en las dizque “buenas noticias” de televisión, apareció un grupo considerable de mujeres –muchas de ellas bastante jóvenes- que se había “operado”. No decían para qué ni de qué, pero a continuación entrevistaban a un señor que decía que tenía ocho hijos. Y, para variar, le ‘lanzaban’ la pregunta inducida: “¿Verdad que son muchos?”, y el señor respondía con un lacónico sí. Luego aparecía una funcionaria con cara de carnaval (por la pintura que llevaba), diciendo que les habían brindado “tooodas las facilidades para las operaciones”. Todos entendimos que se trataba de esterilizaciones.

Aclarando que no soy nada sospechoso de pertenecer al ‘opus d.’, ni ‘legionarios’, ni nada parecido, comparto varias reflexiones:

1ª Por la medida –masiva y gratuita- da la impresión que vivimos en una explosión demográfica inaguantable. Si tener cincuenta y tres habitantes por km2 es eso, qué dirán en Guatemala que es el doble o en El Salvador que es casi siete veces más.

2ª ¿Por qué siempre le tienen que tocar las medidas drásticas a los más pobres? ¿Por qué no se puede hacer un trabajo fino, respetuoso y prolongado de formación –como lo amerita el tema- sobre salud sexual y reproductiva, sin controles ideológicos ni religiosos, tratando de formar adultos?

3ª ¿Por qué siempre tomamos los caminos más cortos y fáciles para resolver problemas sociales? Es más fácil y rápido esterilizar cincuenta mujeres que mejorar sensiblemente la educación formal, la atención primaria en salud, los caminos que faciliten la producción, y un largo etc. Es más fácil, por ejemplo, hacer represas en los ríos de la Comarca Ngäbe-Buglé –y de paso arrasar con la ecología- que poner energía eléctrica a las comunidades de esa misma Comarca, que no la tienen, en un 95%.

4ª Por último, la pregunta del millón: ¿Por qué esterilizan mujeres y no hombres? Porque la realidad demuestra que con o sin histerectomías, la población sigue aumentando y nadie puede asegurar que los esposos de las esterilizadas no van a tener más hijos con “otras señoras”. El porcentaje de madres solteras es escandaloso, luego “la fiebre no está en las sábanas”. ¿Acaso sólo las mujeres son las “culpables” de que haya muchos niños?

¿Qué hacer?, diría el inefable Vladimir. Pues lo dicho: que iglesias, gobiernos y toda clase de oenegés y asociaciones nos dediquemos a educar, formar, mejorar la situación social y económica y que luego, decida cada quién qué operación se hace.

Jorge Sarsaneda del Cid
231112
 
 
 
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Mujeres, Teología de la Liberación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cerrar la fábrica

  1. Lorenzo dijo:

    Muy bueno.
    Por qué solo son las mujeres que la esterilizan, ¿por qué no estelirizan los hombres también? es una cuestión de cultura, de responsabilidad o es una discriminación de género. Siempre señalan a las mujeres (como madre) por tener muchos hijos y no se señala al hombre (como padre).

  2. roberto dijo:

    el sr dice que no es opus pero el argumento se parece mucho. 1.insinúa que hay una campaña para ‘esterilizar mujeres’, pero todas las anécdotas que refiere son mujeres que parecen haber tomado consciente y libremente, liberadoramente, ese camino. 2. critica a una funcionaria por disponer todos los recursos. 3dice que no hace falta pues en el salvador… 4. recurre al maniido argumento de seudo defensa de los +pobres. la mujeres que más optan por esterilizarse son las educadas y de clase media. las pobres harían fila si tuvieran recursos culturales y faclidades.
    no es opus, pero se parece. quiere familias grandes. porque la densidad poblacional es baja… se le escapa qeu son las mujeres las que acá y allá tan pronto pueden decidir, deciden controlar la cantida de hijos que tener, o deciden no tener. punto

  3. Amarillys Taylor dijo:

    Disfrazado, disfrazado, si las mujeres pobres pueden, lo hacen y eso es lo que escogen. Ninguna mujer quiere tener mas de 4 hijos salvo excepciones o muy ricas o demasiado pobres que cargan con un marido machista. Los depredadores mas grandes somos nosotros los humanos, miren como esa natalidad descontrolada nos ha llevado al borde del abismo al que nos propulsan la religión y la ignorancia. Panamá puede y debe controlar su población si queremos avanzar y prosperar. Los medios deben dejar de ensalzar a los países irresponsables como China, Indonesia, India, Bangladesh que están asfixiando a la tierra entera con sus poblaciones incontroladas. Lo mismo para todas esas religiones que quieren “dominar al mundo con el vientre de sus mujeres”…

  4. Rogelia Gilman dijo:

    Los varones son el problema grande en el mundo,ninas, ninos,mujeres de todas las edades son violadas y envarazadas por estos animales y si debe haber una ley que mande la esterilizacion para los varones, tomando en cuenta la cantidad de hijo que puede mantener con amor, proteccion y dinero. Tambien yo estoy consiente de que la mayoria de los varones son buenos humanos, estoy de acuerdo que la mujer que se opera es porque tiene educacion y si las mujeres ignorante van a seguir pariendo chiqullo y la iglesia catolica me dice que tengo que donar dinero para los ninos pobres. Y yo ya sere la fabrica .

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s