MALESTAR NACIONAL

El discurso presidencial ante la Asamblea, más que retratarnos ‘el país de las maravillas’, busca esconder un creciente malestar nacional.

Un malestar nacional que encuentra sus orígenes en la política de la mentira, la difamación, el engaño y la exclusión, que han caracterizado las prácticas gubernamentales, las cuales han alcanzado un grado de máxima degeneración durante los últimos tres años.

Le corresponde a la ciudadanía irrumpir cívica y pacíficamente en el escenario y participar activamente para ponerle un alto a este ejercicio –cada día más- irracional del poder político. La propia Conferencia Episcopal acaba de reconocer su preocupación: ‘continúe aumentando el costo de la “canasta básica”; que el nivel de pobreza se mantenga en torno al 30%; que el sector productivo rural y campesino carezca de las ayudas necesarias para mejorar la calidad y la competitividad; que la justicia siga siendo selectiva; que la violencia sea la protagonista, especialmente en el ámbito familiar…

Sin duda, no ayuda mucho la falta de un diálogo sincero y abierto que facilite el intercambio y la acogida de opiniones y experiencias de los otros, como tampoco ayuda la toma de decisiones apresuradas o inconsultas.’…’La ciudadanía clama por una nueva cultura política, en la que impere la verdad, la justicia, el diálogo, la libertad, la equidad y la solidaridad…’

Asamblea Ciudadana , por su parte, ha reiterado que: ‘La situación que vive el país, donde la ciudadanía está atravesando un momento muy difícil para garantizar la supervivencia, donde no se respetan los derechos humanos a una vida digna, a una educación de calidad, a la salud, a un ambiente sano. Donde el control político está en manos de un sector muy reducido que solo busca sus propios intereses manipulando todos los poderes del Estado para favorecer sus mezquinos intereses tiene que cesar cuanto antes…’

‘Con un sistema de justicia altamente desacreditado y al servicio del poder excluyente de la clase política, tenemos que decir ¡Basta! No podemos dejar que se siga maltratando y descomponiendo nuestra sociedad. Es responsabilidad de todos provocar cambios sustanciales que nos garanticen una vida digna para todos los habitantes de nuestro Panamá’.

MIGUEL ANTONIO BERNAL
mabernal@cwpanama.net
El Siglo, 09/07/2012
*CONSTITUCIONALISTA Y CATEDRÁTICO UNIVERSITARIO
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Luchas ciudadanas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s