¿Penitencia o qué?

 

En las iglesias se nos invita, sobre todo en este tiempo, a la conversión. Me gustaría comentar la Ley 11 (antes proyecto 415) que, supuestamente, sirve para resolver el problema indígena planteado en los últimos meses, pero creo que hay que hacer algo previamente. Propongo un camino muy tradicional dentro de la iglesia: la reconciliación.

¿Qué exige la Iglesia para que se realice este sacramento?  Según me enseñaron a los siete años: examen de conciencia, dolor de corazón, propósito de cambio, declaración de los pecados y satisfacción con obras.

Primero, examinar, lo más objetivamente posible, lo que ha sucedido últimamente, sobre todo en relación a los pueblos originarios de Panamá.

Los indígenas se hartaron de ser engañados, burlados, humillados, echados a un lado y… empezaron a protestar con fuerza. El gobierno, en vez de dialogar, ignoró, burló, mintió, dividió, desinformó. En vista de que eso no resultaba, amenazó, reprimió, violó mujeres, asesinó. Medió la Iglesia y se vio obligado a sentarse a dialogar. Esos son los hechos. No son nuevos. Lo mismo sucedió en febrero 2011 y en julio 2010. Pero también hay que señalar que algunos panameños mostraron su “lado” profundamente racista así como otros fueron solidarios.

Segundo, sentir dolor, no sólo de palabra, sino de corazón. ¿Quién del gobierno ha expresado “su dolor” por lo sucedido? ¿Quién ha pensado que realmente hay mucho racismo en nuestras instituciones, formas de pensar, modos de enseñar? Lo sucedido, ¿nos ha llevado a cuestionar el sistema educativo marginador que tenemos? ¿Nos ha llevado a pensar lo desesperante que debe ser perder un familiar por protestar por algo justo? ¿Hemos pensado lo que significa quedar ciego o tuerto por reclamar justicia? Somos Cuerpo de Cristo no sólo para lo bueno, sino también para lo que sufrimos y hacemos sufrir. Ese profundo dolor nos debería llevar a acciones concretas y efectivas.

Tercero, propósito de cambio, es decir, que de verdad tengamos voluntad de hacer cambios. Que nuestras acciones nos lleven a satisfacer las exigencias y necesidades expresadas con desesperación. No proponer cambios “cosméticos”, sino cambios en profundidad. ¿Se ha hecho eso? ¿Varios muertos no ameritan que se noten los esfuerzos de cambio? ¿Quiénes han sido acusados por los asesinatos de Changuinola y los de San Félix? ¿Quiénes han sido condenados? ¿Los deudos han recibido ayudas? ¿O apenas están “coordinando” para hacer llegar unas cuantas limosnas a los “afectados”? (como burlonamente se les dice a los hijos de los asesinados, a los ciegos y tuertos). ¿Firmar la Ley 11 es una muestra de ese propósito firme de cambiar? Firmar que vamos a hacer lo que deberíamos hacer, ¿muestra deseos de cambiar o es simplemente burlarse de la gente?

Cuarto, declarar públicamente nuestro pecado.  Tiene que haber una petición formal de perdón al pueblo ngäbe y al pueblo buglé por tanta vejación como ha habido. ¿Quién ha pedido perdón? ¿El presidente, con su burla de que “se nos pasó la mano en pollo”? ¿Quién del gobierno ha dicho nos equivocamos? ¿Quién ha pedido perdón por los cientos de años de discriminación en educación, salud, maltratos, desprecios, humillaciones y tantas y tantas cosas que no sabemos, pero que están clavadas en el corazón indígena? La iglesia católica sí pidió perdón, en 1992, por boca de cinco hermanos obispos.

Quinto, lo más difícil, satisfacción con obras o lo que se llama cumplir la penitencia. ¿Cuál es ésta? Quizás alguien puede pensar que la Ley 11 es parte de esa penitencia. Lo dudo mucho. No se han satisfecho las demandas de los hijos de los asesinados, de los ciegos, los tuertos, los heridos, las violadas, los golpeados. Apenas están prometiendo cumplir (ojo: sólo prometiendo) cosas que ya están en la ley de la Comarca desde hace trece años. Un ejemplo nada más: El presidente se comprometió de palabra (la palabra vale mucho para el indígena) en febrero de 2011 a sacar las minas de la Comarca. En marzo 2012, ¡se vuelve a comprometer a lo mismo! ¿De quién se quieren burlar?

¿Cuál es la penitencia?

1° Que el gobierno, empezando por el presidente, pida perdón a los indígenas, de forma expresa, clara, directamente.

2° Que se indemnice a todos a los que se ha hecho daño con los desmanes brutales de la policía y sus jefes.

3° Para que se vea que la petición de perdón es real, que se castigue a los culpables, los que mataron y los que mandaron matar. A los que violaron y a los que impulsaron a hacerlo.

4° Que se respete, en la práctica, la autonomía indígena y dejen de estar intentando manipular grupos, comprar gentes, negar partidas, robar con proyectos, dividir a toda una agrupación organizada.

5° Que se aprueben leyes (y se acate el espíritu que las anima) que defiendan realmente al indígena, p.e. el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

6° Que los “planes integrales de desarrollo” de las Comarcas sean realidad, concreta, transparente, directa, sin politiquería, sin corrupción, construidos desde el respeto, el amor, la esperanza y cuyos verdaderos sujetos sean los propios indígenas.

¿Mucho pedir?  Si se cumple esta penitencia, entonces podremos rezar el Padre Nuestro con tranquilidad, sobre todo en este tiempo de Cuaresma.

Jorge Sarsaneda del Cid
chigontodobu@gmail.com
250312
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Pueblos en lucha, Teología de la Liberación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Penitencia o qué?

  1. Lucy Novillo dijo:

    El 21 de marzo los indígenas de mi tierra iniciaron la celebración precisamente del equinoccio de
    primavera ,con la wipala en sus manos , bandera de los pueblos indígenas que inundaron Quito con su lucha por el agua, la tierra y el respeto. .
    Equinoccio histórico lo califican acertadamente discípulos de Monseñor Proaño, la marcha de los chaquiñanes ha sido un ejemplo de oposición a una “biopolítica del poder”. Recordando a Dostoyevski su obra Los Posesos: “el gran camino, la gran marcha es algo que parece no tener fin; es como un sueño humano, la nostalgia de lo infinito. […] El gran camino encierra una idea. En cambio el billete de ferrocarril ninguna. ¡Viva el camino!”.
    Así fueron proclamando los marchantes la fe inquebrantable en un mundo nuevo que es posible si estamos despiertos, y lo hacían acompañados del eco de la Palabra Sagrada que como símbolo cantansus churos, al ritmo de sus músculos adoloridos; al calor de la
    solidaridad de los pueblos dignos y dignificantes; al son de los latidos
    de sus corazones que se revelan en sus ojos centellantes y que se abren
    paso en medio de las inclemencias del clima, del hambre, del cansancio, y
    como si esto fuera poco, se abren paso en medio de las diversas
    estrategias de un gobierno que ha intentado acabar, por todos los medios,
    con sus organizaciones y que pretende instaurar el “Socialismo del Siglo
    21”, con los pies bien puestos en el capitalismo…. En fin así los cronistas han hablado.

    Si se trata de celebraciones , me uno a la convocatoria de Jorge Sarsaneda del Cid; celebramos este refrescante Equinoccio, cuanto la Semana Mayor RECONCILIANDONOS ( con mayúsculas y subrayado) pero no hay reconciliaciòn sin respeto… así que a propòsito de lo escrito paso a compartir lo que nos conatará Patricio del Salto Galán miembro de la Fundaciòn Pueblo indio en un diálogo mantenido con Monseñor Leonidas Proaño hace unos veinte y tantos años, cuando en Santa Cruz (Riobamba mi ciudad) percibiéndolo como el dice al Taita como el
    Mahatma de los Andes, le dijo: Monseñor, vemos en los indígenas un gran
    potencial revolucionario, pero creemos que sus organizaciones no son las
    adecuadas para alcanzar su liberación, por lo que es indispensable
    constituir nuevas organizaciones basadas en los postulados de la Teología
    de la Liberación. La respuesta de Monseñor Proaño fue contundente: “Para
    ayudarles primero debes amarles”. Y Patricio le contestó: ¿Qué significa amarles? Me
    dijo: “Respetarles”.
    El apóstol prosiguió: “Las organizaciones tal como tú
    las encuentras son el fruto de muchos años de lucha, y si quieres
    ayudarles debes hacer lo que dice Jesús en el evangelio, debes trabajar
    con ellos con respeto y entregarles tu ayuda con la humildad con la que
    entra la levadura en la masa y la fermenta. La levadura, dijo, no
    destruye la masa, la fermenta si es buena levadura”. Desde entonces la
    organización para Patricio ha sido sagrada….
    BUEN EQUINOCCIO , BUENA SEMANA MAYOR.
    lucy novillo heredia desde Riobamba Ecuador

  2. Rolando A. Miranda C. dijo:

    Sr Hector Endara. Como se que tu eres de la Iglesia, ella estuvo en la mesa de negociacion concidero que es muy poco probable que tebgamos arrepentimiento y acto de enmienda del presidente con el abasallamiento que se hicieron a los Panamenos Nobe y Bugle en su derecho de reclamar la no destruccion de su ambiente y lo unico que consiguieron fue una ley . Mi pregunta es si hay un acuerdo para el plan de desarrollo integral de esos Panamenos en caso afirmativo favor de divulgarlo para presionar que el gobernante cumpla y no siga la burla de estos 5 siglos que han pasado desde la llegada de los Espanoles.
    salud y saludos Dr. Rolando A Miranda miembro de la Asamblea Ciudadana.

  3. Rogelia Gilman dijo:

    Ya es tiempo que la Iglesia Catolica deje de usar a Dios para seguir aprovechandose de la ingnorancia de los Indigenas. Para que los indigeas pueda progresar, para un futuro mejor a nivel inteletual la iglesia tiene que ser mas honesta con los indios. La historia de la religion Catolica esta llena de sangre, sacerdote violando ninos inocentes, guerras, sexo , y los mas estupidos que de esta religion es la confesion. cofiesate y todo sera perdonado en el nombre de Dios, Ubieron tiempo que la iglesi en el nombre de Dios, quemo viva a las persona que consideraron Brujas o que praticaran la santeria.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s