32 años de Romero: en Panamá, pueblos originarios y campesinos señalan el camino de la unidad.

“Unidad quiere decir pluralidad, pero respeto de todos al pensamiento de otros, y entre todos crear una unidad que es mucho más rica que mi sólo pensamiento.” Monseñor Romero (Homilía 29 de mayo de 1977, I-II p. 75).

El 24 de marzo de 2012 se cumplen 32 años del asesinato de Oscar Arnulfo Romero. En Panamá, los pueblos originarios ngäbe, buglé y campesinos enfrentan los ataques de hidroeléctricas y minas que están destruyendo ecosistemas y comunidades. En esta lucha desigual, los empresarios represeros y mineros, cuentan con el respaldo del gobierno. Algunos de los funcionarios tienen parientes o son socios directos en estas empresas, mejor conocidas, como “industrias de la muerte”.

Lamentablemente, algunos sectores vanguardistas de la llamada “izquierda” le hacen un flaco favor al movimiento social indígena y campesino, creando divisiones y arremetiendo contra los coordinadores del movimiento.

Nos alegramos con los hombres, mujeres y niños que han realizado y están realizando una lucha plena de sacrificios en la defensa de los recursos naturales. Con RESPETO nos inclinamos ante los mártires asesinados y ante todas las personas heridas y violentadas en sus derechos humanos a causa de su justa y necesaria lucha. Estos crímenes y estas violaciones no pueden quedar impunes y sus autores, intelectuales y directos, deben asumir todas las consecuencias en el marco de la leyes y la justicia que contempla la Nación panameña.

“¿De qué sirven hermosas carreteras y aeropuerto, hermosos edificios de grandes pisos si no están más que amasados con sangre de pobres que no los van a disfrutar?”  (Homilía 15 de julio de 1979). En Panamá vivimos un crecimiento desgraciado que impulsa proyectos faraónicos y grandes construcciones que han violentado la calidad de vida de los ciudadanos y sacrificado insustituibles ecosistemas.  Como dice Monseñor… este crecimiento se hace “con sangre pobre” y con la muerte de la naturaleza. ¿Cómo se le puede llamar progreso o desarrollo a estos desastres que empeñan la vida de las generaciones venideras?

Si por los empresarios y los gobernantes fuera, tendríamos una explotación de minería metálica en cada esquina y varias hidroeléctrica en cada río. Como de hecho está sucediendo en la provincia de Chiriquí. Gran parte del crecimiento, y el supuesto progreso, se realiza arrasando los derechos de las poblaciones y destruyendo la naturaleza.

Nos alegramos con las conquistas y los logros alcanzados por la lucha de indígenas y campesinos. Como sus propios coordinadores han dicho, la lucha de sacrificio por la vida y por la defensa de los recursos naturales, continúa.

Héctor Endara Hill

Fotos 32 de Romero

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Luchas ciudadanas, Pueblos en lucha, Teología de la Liberación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 32 años de Romero: en Panamá, pueblos originarios y campesinos señalan el camino de la unidad.

  1. Monseñor Proaño vivió para vivir el amor y la justicia que vienen de Cristo y defiende al campesino, a los pueblos originarios y a tod@s l@s que podemos ver y sentir el sentido de la vida.
    Defendamos las bellas montañas y rios de América para nuestro amado pueblo latinoamericano, y jamás para dos empresas ladronas que quieren robar nuestra herencia para dejarnos envenenados como hace petaquilla.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s