El significado de las palabras de Martinelli…

“…no me interesa un comino, un bledo o un guayabo las minas ni los mineros.”
Ricardo Martinelli.

Más claro agua. Ahora le toca al pueblo LUCHAR.

Para tomar en serio las impulsivas palabras del presidente Martinelli respecto a la minería, estas deberían ser plasmadas en políticas económicas, sociales y medioambientales. Hacer esto, sería dar pasos por un camino seguro, lejos de la demagogia y politiquería contenida en el palabrerío y las promesas vacías de demasiados politiqueros que abundan en el país.

Algunas propuestas. Iniciar -lo antes posible- un diálogo nacional que tenga como objetivo general la búsqueda e implementación del bienestar y la felicidad de todos los ciudadanos, haciendo énfasis especial sobre los sectores más desfavorecidos, sin lugar a duda, las poblaciones indígenas y campesinas; las comunidades y barrios periféricos de las ciudades. Que todas las angustias ciudadanas ocasionadas por los constantes crímenes contra la gente y la naturaleza sean curadas con cambios de verdad, que vayan a la raíz de los problemas, que se apunte a las causas y no a los efectos. Por ejemplo: acabar con el desmedido y corrupto enriquecimiento que es el causante del creciente empobrecimiento.

Aterrizar todo el idealismo y toda la teoría contenida en la Constitución de la República. Para que los derechos sean derechos en verdad, y para que los valores de la democracia política y económica; de la soberanía nacional y popular sean tareas urgentes en realización. Que ningún mandamás, por encopetado o “excelentísimo” que sea, pueda pisotear las libertades y derechos de ningún ser humano.

Dejar atrás el rampante oportunismo y la inagotable codicia que están socavando las bases mismas del Estado panameño, y polarizando, aún más, la abismal brecha entre ricos y pobres patente en el país. Que la demagogia, el populismo y la corrupción se sancionen de manera ejemplar. Que todos los funcionarios públicos, comenzando con el Presidente, sean servidores del pueblo. Que no se patrocine ni se premie la soberbia, ni la altanería. Que la humildad, la decencia, el respeto y el servicio a los demás sea la tónica de los gobernantes.

Que la libertad de expresión sea respetada y potenciada. Que las personas, grupos y organizaciones más desfavorecidas -en lucha y resistencia- sean igualmente respetadas y escuchadas. Proporcionar espacios comunes, reales y de calidad, que permitan la expresión, sentir y argumentos de los ciudadanos de manera que puedan ser escuchados por la mayoría de la población.

Romper y abrir el monopolio que poseen los grandes medios de comunicación, dedicados principalmente a hacer negocio, entretener, distraer, insultar y reproducir las políticas y las ideas de los poderosos. Medios que, en su gran mayoría, están en manos de los mismos poderosos. Legislar para que las radios comunitarias puedan ser una realidad, como ya lo son en otros países del área. Permitir el retorno inmediato –sin condiciones y con todas las garantías constitucionales- de los periodistas Paco Gómez Nadal y Pilar Chato. Hacer esto sería una muestra de voluntad política, en aras de deshacer entuertos y arbitrariedades absolutas.

Que las prioridades de las políticas sociales y económicas del país se construyan sobre las necesidades y prioridades de la población, y nunca sobre las ambiciones económicas de clanes familiares y consorcios nacionales e internacionales. Que la producción de alimentos sea el resultado de una clara y definida política de SOBERANÍA alimentaria y no el negocio de importadores y de las grandes cadenas de supermercados. Que la salud sea un derecho y no un negocio de hospitales y farmacias privadas. Que el derecho a una vivienda y una educación digna y de calidad sea una realidad.

Finalmente, que todo hombre y toda mujer asumamos nuestro rol de ciudadano conciente capaz de transformarnos a nosotros mis y a la sociedad en donde vivimos.

Héctor Endara Hill

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Panamá libre de minería metálica a cielo abierto. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El significado de las palabras de Martinelli…

  1. Pingback: Ahora le toca al pueblo luchar | Porto Diao

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s