Panamá: Bares, discotecas y talleres en áreas residenciales

Ciudad de Panamá

Conciliar el sueño se ha convertido en toda una proeza para los residentes de las calles 67, 68 y Crisantemo en el Corregimiento de San Francisco de la ciudad de Panamá. Víctimas de violaciones a sus derechos ciudadanos; a la paz y la tranquilidad, los fines de semana la pasan en vela, impotentes ante el ruido y el escándalo de bares y discotecas. Hemos escuchado a residentes decir que en su propia casa se han tenido que mudar de cuarto en busca de un rincón en la sala o en la cocina tratando de evitar el ruido que perfora sus oídos.

El trabajo de animadores, disjoky, presentaciones de artistas y orquestas en vivo se mezcla con la difusión de música grabada, gritos y algarabía. Hay que reconocer que nada de esto resulta extraño dentro de un jolgorio humedecido con bebidas alcohólicas.

Al bullicio provocado hay que sumarle el congestionamiento vehicular que ocupa calles y veredas, convirtiéndolas estacionamiento. Lo insólito de esta situación consiste en que dichos negocios actúan sin planos aprobados; sin permiso de construcción, ni de ocupación, pero están allí, perturbando a los residentes sin que las autoridades hagan cumplir normas y leyes.

Todos los fines de semana, que para los negocios en cuestión van de jueves a sábado y algunos domingo, los vecinos del área de San Francisco son sometidos a escuchar los escándalos y las transmisiones que se realizan desde locales al aire libre. Las discotecas y orquestas en vivo esparcen el sonido hasta altas horas de la madrugada sin que nada, ni nadie, se los impida.

Los residentes no se han quedado pasivos, pero cada fin de semana, se arma el alboroto que producen el “Rinconcito Colombiano” y el “Panamá Hostel”. El vía crucis suplicando la actuación de las autoridades ha hecho estación en el Ministerio de la Vivienda, en la Alcaldía de Panamá y en el Ministerio de Salud, entidades en donde se han presentado las denuncias correspondientes. Mientras se realizan los lentos y burocráticos trámites institucionales, los residentes no han escatimado esfuerzo y han tocado las puertas de la  Junta Comunal y la Corregiduria de San Francisco y de la Policía Nacional.

Una nota del 29 de marzo de 2011 dirigida a la dirección de Legal y Justicia del Municipio de Panamá y firmada por el actual Director de Obras y Construcciones Municipales, Juan Manuel Vázquez, da fe de los señalamientos de los residentes, la nota señala textualmente:

“Restaurante El Comelón  (nombre anterior) Restaurante Rinconcito Colombiano (nombre actual) ubicado en calle 67 San Francisco. El mismo no cuenta con planos aprobados, permisos de construcción, ni de ocupación.”  Más abajo la nota dice: “Panamá Hostel, ubicado en calle 68, San Francisco. El mismo no cuenta con la zonificación. Como quiera que el mismo se encuentra funcionando le solicitamos que proceda con la suspensión de la actividad.”

Al día de hoy, lamentablemente, ambos negocios siguen funcionando “estruendosamente” sin que las autoridades correspondientes hagan cumplir la Ley y los residentes hayan recobrado derechos ciudadanos usurpados.

DETALLES SOBRE DOS NEGOCIOS

RINCONCITO COLOMBIANO

Foto en Internet. Terraza del Rinconcito Colombiano en calle 67 E San Francisco.  Un bar y discoteca al aire libre ubicado en Calle 67-E, los dueños del local lo anuncia en páginas Amarillas Internet de la siguiente manera: “Venta de comida típica colombiana. Orquesta en vivo. Ven y disfruta del mejor ambiente colombiano en Panamá. Te esperamos!!!”. Este negocio, sin contar con planos aprobados, permisos de construcción, ni de ocupación, opera puntualmente. En la galería de fotos en la página de Amarillas Internet que tienen los dueños del “Rinconcito Colombiano” se pueden apreciar fotos el BAR y la TERRAZA del establecimiento ubicados en lugar abierto. Ya pueden imaginar ustedes lo que deben soportar los residentes colindantes y próximos al establecimiento.

Cada fin de semana, desde la terraza abierta del “Rinconcito Colombiano”, se realizan presentaciones de “orquesta en vivo” y se atormenta a todo el vecindario condenándolo a escuchar escándalos y griterías hasta altas horas de la madrugada.

HOSTEL PANAMÁ

Así se llama el otro de los negocios ubicado en la calle 68 E San Francisco, funciona como un “bar encubierto” bajo el nombre de “Hostel Panamá”. Este local hace lo suyo sumándose al jolgorio que se realizan en áreas residenciales de la ciudad de Panamá.

Foto en el fb de The Hostel Panamá, la bebida es abundante.

En su página de Internet, “Panamá Hostel” se presenta así: The Panamá Hostel es el único hostel con piscina en la Ciudad de Panamá. Ubicado en el exclusivo corregimiento de San Francisco, una de las zonas mas seguras de la ciudad…” La zona sigue siendo residencial pero ha perdido mucho de su exclusividad y su seguridad debido a la presencia de bares y discotecas de dudosa legalidad.

En la galería de fotos de la página en Internet de “Hostel Panamá” y en su dirección de

Foto en el fb de The Hostel Panamá, desde aquí se atormenta el vecindario.

facebook se pueden apreciar fotos del área abierta en donde se realizan las actividades. También se puede apreciar la venta de licor y los equipos de sonidos para la animación y difusión de música y espectáculos que viola derechos de los residentes.

Los vecinos de las calles 67, 68, Crisantemo y de los edificios Terrazas del Pacífico, Pacific Bay y Emporio Tower no se oponen al “desarrollo” ni a la creación de “fuentes de empleo”. Lo que argumentan los residentes es que las actividades que vienen realizando el “Rinconcito Colombiano” y el “Hostel Panamá”, no son desarrollo porque perturban la paz y la tranquilidad ciudadana. Sobre la creación de empleo, han dicho que éste tiene que darse cumpliendo con las reglas y el marco legal que establece la Constitución de la República de Panamá.

Los vecinos de San Francisco están acosados por dos negocios que bien podrían bautizarse con los nombres de el “RONCONCITO COLOMBIANO” y “HOSTIL PANAMÁ” por aquello de que ambos actúan a la brava, sin los permisos correspondientes y sin que las autoridades pertinentes hagan su trabajo para que se cumplan y respeten las normas y leyes establecidas.

ANTECEDENTES DEL DESORDEN EN LA CIUDAD DE PANAMÁ

El plan de ordenamiento territorial y las consultas ciudadanas abanderadas por las autoridades del Ministerio de la Vivienda han resultado un fiasco para los residentes de San Francisco y de otros barrios de la ciudad. Negocios cuestionables, como un taller de mecánica en medio de un área residencial, han obtenido sin muchas dificultades y a pesar del rechazo de los residentes, el cambio de zonificación de dos lotes de terreno para montar el EL LLANTERO.

El taller de mecánica y residencia colindante. Le mintieron a la ANAM.

Un taller de mecánica en medio de dos calles con zonificación residencial. La sospechosa actuación del dueño de El LANTERO encontró acogida en la actuación complaciente de las autoridades. En su momento, la Autoridad Nacional del Ambiente, aprobó el estudio de impacto ambiental, presentado por los dueños del taller, aunque en el mismo, se incurría en omisiones graves y evidentes falsedades. Por ejemplo: el estudio no menciona la Calle 68 E, donde ahora hay una puerta de entrada y salida de autos. Afirmaron que no tenían vecinos colindantes y que la residencia más cercana esta a 10 metros del taller. Hay colindantes y residencias ubicadas a menos de los 10 metros y con más de 50 años de vivir en el lugar, el LLantero llegó en el 2007.

Debido a la mala practica de las autoridades, en las Calles 68 y Flor del Espíritu Santo, los residentes colindantes y próximos al taller de mecánica, todos los días, de lunes a sábado, en un horario de 8 de la mañana a 5 de la tarde, sufren el ruido de los compresores y los instrumentos mecánicos. La pérdida de la privacidad ha venido aparejada con la perdida de la zonificación de  área residencial.

Una madeja de intereses y tráfico de influencias se ha tejido alrededor de la burbuja inmobiliaria que está minando la calidad de vida en la ciudad de Panamá. Las instituciones gubernamentales no ejercen su autoridad y violentan sus propias normas.  Este es el caso en la actuación irregular de las autoridades de Ingeniería Municipal de la Alcaldía de Panamá, en la pasada administración. El Diario La Prensa del 5 de mayo reporta que: “La Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada reiteró una solicitud de llamamiento a juicio contra el ex ingeniero municipal Jaime Salas, investigado por el delito de blanqueo de capitales”.

Se supone que en una democracia ¡No se puede violar impunemente las normas de uso de suelo establecidas por el Ministerio de Vivienda! ¡No se puede violar impunemente los derechos y garantías ciudadanas! ¡No se puede violar impunemente los derechos ciudadanos; a la paz,  la tranquilidad,  la privacidad y a vivir en un ambiente sano!

¿A caso a esto se le puede llamar democracia? ¿Le podemos pedir y exigir a las autoridades y a los empresarios inescrupulosos que cumplan con las normas y las leyes establecidas, de manera que, se pueda recobrar derechos ciudadanos conculcados? Amanecerá y veremos.

Héctor Endara Hill

Residente de San Francisco en la ciudad de Panamá.

14 de mayo de 2011

About these ads
Esta entrada fue publicada en La corrupción en Panamá. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Panamá: Bares, discotecas y talleres en áreas residenciales

  1. luis Carlos Arias dijo:

    Si las autoridades no hacen nada. Lamentablemente queda un solo camino organizarnos y cerrar las calles. Es la ùnica vía que las autoridades hacen caso

  2. Pingback: LUCHA CIUDADANA EN SAN FRANCISCO | Panamá Profundo

  3. Lorena dijo:

    Hola soy residente de Bella Vista cercana a Calle Uruguay. Somos sometidos a esta misma tortura de ruido casi TODOS LOS DIAS de la semana. Me interesa saber cómo les hai do después de la reunión con las autoridades.

  4. Pingback: Nuevamente el HOSTIL PANAMÁ | Panamá Profundo

  5. Pingback: Alcalde decreta cierre definitivo del Rinconcito Colombiano y el Panamá Hostel. | Panamá Profundo

  6. A. Caballi dijo:

    Muy buena nota. Agrego lo que le digo a todo al cual tengo oportunidad de decirle no esta en mipoder adquisitivo poder hacer esto, si no lo haria, peroeste relajo tiene solución el dia que los ciudadanos empiezen demandas civiles masivas en contra de los funcionarios publicos per se que violaronlas leyes. es más facil demandar a una persona que pelear contra el estado, contra negocios y constructoras. Tal vez de esta manera los empleados publico empiezan a tener un poco de miedo/respeto por hacer las cosas bien. Si el gobierno no los castiga como empleados por inefecientes inutiles y quebrantadores de la ley entonces que los castigue la ley pura a travez de demandas civiles.

  7. Pingback: ¿TENDREMOS QUE DECIRLE ADIÓS AL CORREGIMIENTO DE SAN FRANCISCO? | Panamá Profundo

  8. Pingback: San Francisco acosado por la “modernidad” inmobiliaria « San Francisco Panamá

  9. Pingback: COMO HIERBA MALA: CRECEN EDIFICIOS, BARES Y RESTAURANTES EN ÁREA RESIDENCIAL « San Francisco Panamá

  10. Elizabeth Sánchez A dijo:

    Es inconsebible como el derecho humano esta por debajo de el libertinaje de actividades las cuales no se sabe como se le otorgan permisos, el uso desequilibrado de la múisca en todo lugar ya no tenemos lugar de tranquilidad donde llegar las calle viven bajo una constante vibración de los bajos de eq de sonido en autos almacenes mall escuha 40 clases se misucia diferente y todas a volumen no permitido, aún en nuestras no la pasamos bien por este problema Hay q promover unas cultura de silencio estos ruidos constantes acaban con la productidad y el buen desembolvimiento del ciudadano. es un problema q afecta la psiquis-social debe ser obligación de ANAM, Ministerio de Salud y Alcaldías una respuesta Uregnte!! o debemos organizarnos en defenza de una ciudad en Paz.

  11. RMG dijo:

    definitivamente que en Panamá con dinero se consigue lo que quieras. donde están las autoridades al momento de que un ciudadano que desea descansar en su casa que tanto le ha costado, no puede hacerlo por culpa de unos cuantos reales bulliciosos en el bolsillo de un extranjero? alado de la corregiduria y del cuartel de policía de San Francisco hay un bar “al aire libre” que y TODOS LOS DÍAS tiene su música alta, tragos por doquier y comidas para que sus clientes disfruten y sus vecinos sufran….. Espero no tener que verme obligado a tomar acciones por mis propias manos, ya que he llamado en innumerables ocasiones quejándome y nada pasa.

  12. Pingback: BASTA YA DE LA COMPLICIDAD DE LAS AUTORIDADES. BASTA DE NEGOCIOS INESCRUPULOSOS QUE NADA TIENEN QUE VER CON DESARROLLO | San Francisco Panamá

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s